Associated Press 19 abril 2016

Buscan en Maine combatir con marihuana otras adicciones

AUGUSTA, Maine, EE.UU. (AP) — Maine podría convertirse en el primer estado que incluya la adicción a los opioides que requieren receta médica y a narcóticos ilegales como la heroína en la lista de problemas de salud por los que un paciente podría acceder a la marihuana con fines terapéuticos.

Casi 30 cuidadores especializados en el uso médico del cannabis y pacientes que la consumen dijeron el martes ante autoridades estatales en una audiencia pública que la marihuana disminuye los síntomas de la abstinencia de opioides y ofrece una alternativa menos dañina frente a la prescripción de analgésicos que pueden causar hábito.

Joseph Legendre, de 50 años, de Mount Vernon, relató entre lágrimas el dolor que tuvo que soportar debido a una lesión que sufrió en la espalda hace 25 años en un sitio de construcción. Explicó que la yerba finalmente le había calmado ese dolor.

Britney Lashier, de 23 años, de Saco, dijo que fumar marihuana la ayudó a superar su adicción a la heroína que había adquirido cuando estudiaba la universidad en Marruecos.

"De verdad la marihuana salvó mi vida", agregó.

Quienes están a favor aseguran que se ha recetado marihuana para combatir la adicción a opiáceos en otros estados donde hay pocas restricciones al uso médico del cannabis, como California y Massachusetts.

Sin embargo, Maine sería el primero en incluir específicamente la adicción a los opiáceos como un problema de salud que permitiría al paciente acceder al uso médico de la marihuana, de acuerdo con la Asociación Médica de Maine.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Maine efectuó la audiencia a petición de un cuidador especializado. El departamento tiene ahora 180 días para emitir una respuesta.

Representantes de la medicina convencional de Maine se pronunciaron en contra y señalaron que no hay evidencia científica que respalde la aseveración de que la marihuana es eficaz para el tratamiento de las adicciones.

Leah Bauer, psiquiatra y directora médica del Centro de Recursos contra las Adicciones en el Hospital Mid Coast en Brunswick, dijo que la petición alentaría a los adictos a utilizar una sustancia tóxica más que causa hábito.

"De hecho, el uso de la marihuana podría ser como rociar gasolina al fuego", agregó.

Darrell Gudroe, de 39 años, de Boothbay, dijo que la adicción a las drogas debería ser incluida en la lista de problemas de salud para que se permita a las personas acceder a la marihuana con fines terapéuticos porque es la mejor manera de ayudarlas a que combatan su hábito a los opioides.

"Hasta donde yo sé, no conozco mejor manera para quitar" la adicción a los opioides, declaró Gudroe, miembro del consejo de la organización Cuidadores Especializados en Uso Médico de la Marihuana de Maine.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario