Mundo 07 junio 2016

Buscan levantar paro agrario en Colombia

BOGOTA, Colombia (AP) — El gobierno y la Cumbre Agraria intentaban el martes llegar a un acuerdo para que se levante el paro agrario que lleva más de una semana y que ha incluido el bloqueo de caminos en varios puntos de Colombia.

La huelga ha tenido lugar en 22 de los 32 departamentos de Colombia en reclamo del cumplimiento de compromisos adquiridos por el gobierno con campesinos e indígenas.

"Estamos esperando una respuesta del Ministerio del Interior para reunirnos... Estamos listos para negociar y levantar el paro", dijo telefónicamente a The Associated Press Christian Mantilla, vocero de la Cumbre Agraria.

Unas 100.000 personas han participado de las protestas en unos 70 puntos de la geografía nacional y continúan los bloqueos en cinco zonas del país, según Mantilla, quien añadió que "el gobierno ha incumplido en el desarrollo de la agenda de discusión sobre la política agraria".

De acuerdo con el dirigente el gobierno del presidente Juan Manuel Santos tampoco ha hecho entrega de predios y programas para la sustitución gradual de cultivos ilícitos.

Santos dijo desde la sede presidencial que su gobierno respeta la protesta y que está abierto al diálogo permanente, pero advirtió que "no le va temblar la mano para hacer respetar los derechos del resto de los colombianos". El Poder Ejecutivo les ha pedido a los manifestantes no bloquear las carreteras.

 Pese a esta situación se han levantado varios cortes en diferentes lugares del país, especialmente en los departamentos de Chocó, Risaralda, Antioquia, Nariño y Cauca, informó el Ministerio del Interior en un comunicado.

El martes se unieron al paro agrario un grupo de camioneros en protesta por el manejo de los fletes y peajes.

El ministro de Transporte, Jorge Rojas, dijo en diálogo con RCN que "nosotros estamos dispuestos a dialogar, ya que ellos son nuestro gremio y tienen muchas problemáticas que tendremos que solucionar juntos. Esperamos que en la reunión de hoy nos pongamos de acuerdo".

En el transcurso de la huelga murieron dos indígenas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y más de 150 personas, entre campesinos, indígenas y policías, resultaron heridos, informaron las autoridades.

En tanto, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, reiteraron que la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha pretendido infiltrar las protestas.

En el suroeste del país, comentó Villegas, "los hospitales tienen dificultades para lograr sus suministros, el combustible tiene dificultades para llegar a las estaciones de servicio, los alimentos empiezan a tener dificultades, las personas que deben trasladarse de urgencia a otros sitios".

"El propio ELN ha dicho que en ciertas regiones del país tienen intereses en la protesta y hay que creerle", agregó Villegas.

El ELN tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes, según las autoridades. El 30 de marzo esa guerrilla y el gobierno de Santos dieron inicio en Caracas a un proceso formal de paz.

Villegas se quejó de que la protesta ha sido agresiva y violenta y dejó 54 policías lesionados.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario