Associated Press 11 junio 2016

Burlington, orgullosa por la campaña presidencial de Sanders

BURLINGTON, Vermont, EE.UU. (AP) — La gente en esta ciudad a un costado del lago Champlain, que Bernie Sanders ayudó a transformar como alcalde antes de embarcarse en una carrera en el Congreso, está orgullosa de la huella que dejó el senador en la contienda presidencial 2016, aunque admite que su intento por llegar a la Casa Blanca casi seguramente se quedará corto.

El senador regresó a Burlington, su ciudad natal, luego de una semana de eventos importantes en la campaña: Hillary Clinton aseguró la nominación demócrata, el presidente Barack Obama la respaldó públicamente tras reunirse con Sanders en la Casa Blanca y el partido mantuvo sus esfuerzos para retirar pacíficamente a Sanders de la contienda sin tratar de ofender a sus numerosos seguidores.

Sanders estaría mayormente fuera de la vista pública este fin de semana, aunque tenía apariciones previstas en algunos programas de noticias con sede en Washington para el domingo. El portavoz de su campaña, Michael Briggs, dijo que el político y su esposa, Jane, invitaron a "un par de decenas de seguidores clave y consejeros de todo el país a venir a Burlington para intercambiar ideas".

Briggs agregó que esperaba "mucha discusión seria entre gente inteligente y buenos amigos".

Se esperaba que Sanders volviera a Washington el martes para la elección primaria en el Distrito de Columbia, la última en el calendario de la nominación.

El sábado, en un correo electrónico a sus simpatizantes, Sanders les recordó de su "oportunidad de ponerse de pie y ser escuchados". Su mensaje terminó así: "Les agradezco por todo lo que han compartido conmigo y todo el apoyo otorgado a nuestra campaña. Ahora es tiempo de llevarlo a casa el martes".

Sanders no ha dicho que dejaría la contienda, pero tras reunirse con Obama, dejó claro que haría todo lo posible para evitar que el presumible nominado republicano Donald Trump gane la Casa Blanca.

Sarah Mandl, de 26 años, de Ithaca, Nueva York, quien asistió a la Universidad de Vermont y pasa los veranos en el estado, dijo que estaba sorprendida y feliz de que Sanders llegara tan lejos en la contienda demócrata y de que siga intentando llevar su mensaje "aun cuando él sabe que no será presidente".

La gente en Burlington está familiarizada con Sanders y el mensaje de justicia social que ha promovido desde antes de ser electo alcalde en 1981. Muchos le dan crédito por ayudar hacer de Burlington la pequeña ciudad animada y multicultural que es ahora, y están fascinados de ver que su mensaje ha obtenido tanta atención.

"Planteó algunas preguntas que tanto demócratas como republicanos tienen que responder", opinó Dan McAllister, de 60 años, un clérigo de South Burlington quien dirigía un puesto para amigos de la iglesia cercano a las oficinas del Senado y la casa de campaña de Sanders.

___

El periodista de The Associated Press Ken Thomas en Washington DC contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario