Mundo 07 abril 2016

Bufete panameño está dispuesto a ser más transparente

PANAMA (AP) — Tras admitir que algunas de sus millares de sociedades han caído en malas manos, el bufete panameño en el centro de un monumental escándalo por la difusión de sus archivos confidenciales sobre sus cuentas en ultramar dijo que está dispuesto a ser más transparente para evitar que lavadores de dinero, evasores de impuestos y otros criminales usen sus servicios.

Uno de los dos fundadores y socio de la cuestionada firma Mossack Fonseca, Ramón Fonseca, dijo el jueves en una entrevista con The Associated Press que acoge la iniciativa del gobierno panameño de crear un comité de expertos internacionales para evaluar la plataforma de servicios legales y financieros e impulsar medidas para mejorar la transparencia.

"Nosotros estamos totalmente de acuerdo en todos los esfuerzos internacionales para combatir el crimen, para combatir la evasión, para combatir cualquier intento ilegal", señaló Fonseca en su oficina, el epicentro del sismo ocasionado tras la divulgación masiva el fin de semana de una enorme cantidad de documentos filtrados que echan luz sobre las cuentas de ricos y famosos, entre ellos algunos jefes de estado, en plazas con ventajas fiscales en ultramar.

Fonseca dijo ser consciente del golpe que ha representado la publicación de los llamados "Papeles de Panamá", pero considera que una vez pasada la tormenta el país sacará lecciones con la implementación de más medidas compartidas internacionalmente. No entró en detalles, sin embargo, sobre qué pasos nuevos se darían.

"Me siento compungido por la dirección que ha tomado este tema en contra de Panamá, pero puedo decir que el único delito probado hasta ahora es el hackeo", señaló.

Según Fonseca, su firma sospecha que se trata de un ataque informático desde el extranjero, probablemente de un servidor en Europa, pero no ha dado detalles sobre posibles autores. "No tenemos todavía una posición en firme sobre el origen. Sabemos el método ya. No fue un trabajo interno", subrayó. El bufete ha presentado una denuncia ante la fiscalía general del país.

La firma sostiene que la divulgación de sus archivos confidenciales es un intento por torcerle el brazo a Panamá y golpear a su exitosa plataforma de servicios legales y financieros. Fonseca, no obstante, hace algunas admisiones sobre el destino oscuro al que han caído algunas de sus sociedades fachada en ultramar.

"Hemos creado arriba de 250.000 sociedades desde que iniciamos operaciones hace casi 40 años", dijo Fonseca. "Por estadística debían haber algunas que caen, por supuesto, en malas manos, pero en el momento en que una sociedad cae en malas manos hacemos dos cosas: reportamos a las autoridades y renunciamos (a ellas)".

Aseguró que todos los años renuncian a la representación de entre 70 y 80 sociedades sospechosas por alguna información que reciben de ellas o alerta que hacen las autoridades. Ello parece un número insignificante si se toma en cuenta que la firma vende al año 20.000 compañías fachada en ultramar.

"No somos perfectos y se nos pasan algunas", agregó.

La fiscalía general de Panamá anunció que investigará si se incurrió en algún delito, aunque hasta el momento no había ninguna acción emprendida contra del bufete Mossack Fonseca.

Fonseca renunció poco antes de la publicación de los documentos como ministro consejero del gobierno de Varela y como presidente interino del partido gobernante Panameñista. El jueves también se informó oficialmente de la dimisión del abogado de origen alemán Jurgen Mossack, el otro fundador y socio de la firma, de un consejo de consulta en política exterior instalado por la actual administración en 2014.

Mientras Varela busca defender la vital plaza de servicios legales y financieros internacionales del país y promete dar pasos para mejorar la transparencia, su amigo político Fonseca trata de limpiar la imagen de su bufete.

"Jamás en nuestros años de existencia hemos sido acusados o condenados en ningún tribunal", destacó.

"Los mayores incorporadores de sociedades offshore son de Inglaterra y Estados Unidos, pero la cosa es que si una sociedad en Inglaterra se mete en problemas nadie dice nada en contra de Inglaterra, pero si una sociedad de Panamá se mete en problemas, el mundo le cae al pobre Panamá", argumentó.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario