Mundo 01 abril 2016

Bruselas impactada por cierre de aeropuerto

BRUSELAS, Bélgica (AP) — El cierre del aeropuerto de Bruselas ha causado enormes problemas para miles de europeos que se han visto obligados a cancelar viajes de placer o de negocios, pero también ha ocasionado duras pérdidas económicas para todo el país. No queda claro cuándo reabrirá, aun después de la reunión que sostuvieron el viernes el primer ministro Charles Michel y sus principales ministros, precisamente para decidir el asunto.

Los sindicatos policiales han exigido medidas de seguridad más estrictas antes de que se les ordene volver a la instalación y han amenazado con irse a la huelga si sus exigencias son ignoradas. Las negociaciones con el Ministerio del Interior continuaban la noche del viernes y algunos miembros del gremio reportaron avances.

Patrick Bontinck, gerente general de Visite Bruselas, la agencia turística oficial de la ciudad, dijo que las reservaciones de hoteles desde los atentados del 22 de marzo se han reducido a la mitad, lo que implica una pérdida de entre 8.000 y 10.000 visitantes diarios a la ciudad que alberga las sedes de la Unión Europea y de la OTAN y que gusta llamarse "la capital de Europa".

Una causa de las pérdidas económicas, dijo Bontinck, es la suspensión de los 600 vuelos diarios que antes manejaba el aeropuerto, equivalente a más de 1,5 millones de pasajeros desde febrero, pero añadió que además ha habido "una pérdida de la imagen" de Bruselas como meca para los aficionados de la cerveza, el chocolate y las artes y la arquitectura flamencas. La prensa muestra ahora a la ciudad como un reducto de terroristas islámicos.

Y Bruselas no es la única ciudad que sufre las repercusiones de los atentados, que fueron el peor derramamiento de sangre en territorio belga desde la Segunda Guerra Mundial. Bontinck dijo que según cifras que maneja su agencia, las reservaciones de hoteles en París han caído 35%, 38% en Berlín y 29% en Londres.

"El impacto es generalizado", expresó.

TUI Belgium, una de las empresas de turismo más grandes de Bélgica, dijo que los ataques ocurrieron en un momento desafortunado para la rama turística: justo antes de las vacaciones escolares por motivo de Semana Santa.

La portavoz de TUI Florence Bruyere dijo que el día de los atentados la empresa envió autobuses para trasladar a los pasajeros del aeropuerto de Bruselas a otro aeropuerto, en Osted, sobre la costa del Mar del Norte.

"Todos estamos estremecidos por los ataques, pero la vida continúa. Las vacaciones familiares son realmente importantes", comentó Bruyere.

Añadió: "Hay gente que ya tenía sus planes hechos ya tenía sus reservaciones y realmente quieren irse de vacaciones".

___

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press Danica Kirka y Helene Franchineau en Bruselas y David Keyton en Maastricht, Holanda.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario