Mundo 12 febrero 2017

Brasil: Policías regresan a laborar por 2do día tras huelga

RÍO DE JANEIRO (AP) — Más de 1.000 policías militares regresaron el domingo a patrullar en Espirito Santo, mientras el estado en el sureste brasileño volvía a la normalidad después de una huelga que dejó un vacío de seguridad que alimentó una ola delictiva.

Las escuelas en el estado reabrirán el lunes y el transporte público reanudará su servicio completo, informó la oficina del presidente a través de Twitter.

Al mismo tiempo que el secretario de Defensa, Raúl Jungmann, señalaba que Espirito Santo regresaba a la normalidad, familiares y amigos de agentes de la policía militar seguían protestando frente a barracas para exigir un aumento salarial para sus seres queridos, que pertenecen a una fuerza que tiene una participación crucial en la seguridad en Brasil al patrullar las calles de sus ciudades.

Por ley, no se permite a los policías militares ir a huelga, así que sus familiares se han hecho cargo de las manifestaciones. Los agentes dijeron que las protestas los obligaron a permanecer dentro de sus barracas y evitaron la salida de vehículos, lo que paralizó a la fuerza durante nueve días.

El resultado fue una extraordinaria ola de delitos en Espirito Santo, incluidos más de 130 homicidios. En medio de la inseguridad, muchos servicios estatales fueron suspendidos.

Las autoridades solicitó la semana pasada la presencia de más de 3.000 soldados y marinos federales, y Jungmann dijo que esas tropas impidieron que la ola de delitos se extendiera y disminuyeron la tasa de homicidios.

Luego, el sábado, varios cientos de policías militares cruzaron las barricadas para regresar a trabajar. El domingo incluso reanudaron los patrullajes.

El Departamento de Seguridad Pública del estado indicó en un comunicado que más de 1.200 agentes de la policía militar se reportaron a laborar el domingo. Realizaron patrullajes en dos turnos de ocho horas, a pie y en 59 vehículos.

En un día normal, aproximadamente 2.000 agentes estarían patrullando.

El gobierno del estado Espirito Santo enfrenta una crisis económica y fiscal al igual que muchos estados brasileños y ha rechazado exigencias de mayores salarios, aunque dijo que analizaría el sistema de promociones.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario