Mundo 13 mayo 2016

Brasil: Nuevo ministro de Hacienda prioriza mejora económica

BRASILIA, Brasil (AP) — El nuevo ministro de Hacienda brasileño se comprometió el viernes a incluso implementar reformas potencialmente polémicas de ser necesario para echar a andar la estancada economía del país, pese a que el presidente interino Michel Temer ha caído bajo un creciente aluvión de críticas por nombrar a un gabinete conformado completamente por hombres blancos.

Temer, el ex vicepresidente de Brasil, asumió temporalmente la presidencia el jueves después que el Senado votó a favor de iniciar un juicio político en contra de la mandataria Dilma Rousseff, la suspendió del cargo y destituyó abruptamente a casi todo su gabinete.

El político de 75 años ha prometido que sacar a Brasil de su peor recesión en décadas será su máxima prioridad, y la asignación de Henrique Meirelles, el ex presidente del Banco Central del país, fue bien recibida por el mercado financiero.

Se ha pronosticado que la economía se contraiga cerca de 4% este año después de un 2015 igual de pésimo, y la inflación y el desempleo rondan el 10%, un marcado declive luego de que el gigante sudamericano gozó por mucho tiempo de un crecimiento estelar.

Si bien Meirelles prometió incluso llegar a implementar reformas políticamente perjudiciales si su equipo las juzga necesarias —entre ellas un ajuste al oneroso sistema de pensiones brasileño, que permite que algunas personas se jubilen incluso en sus 50 y tantos años_, no ofreció mayores detalles.

En su primera conferencia de prensa, Meirelles enfatizó que aún no conoce plenamente la magnitud del problema financiero de Brasil y añadió que su equipo necesita tiempo para comprender la situación antes de proponer medidas concretas.

Meirelles presidió el Banco Central de 2003 a 2010, años de un amplio crecimiento económico que se apoyó más que nada en el auge de las materias primas. Se dijo preocupado sobre la extensión de la deuda pública, pero afirmó que confía en que las políticas correctas restaurarán la confianza, la inversión y el aumento en la generación de empleos.

"Esto puede suceder relativamente pronto", dijo, pero aclaró que "no digo que serán seis meses o un mes o un año".

Aunque Rousseff fue suspendida bajo acusaciones de que su gobierno usó recursos contables ilegales para ocultar enormes déficits en el presupuesto federal, la mayoría de los analistas cree que el desplome de la economía jugó un papel importante en su ruina. Rousseff considera las acusaciones un pretexto para dar un "golpe de Estado sin violencia", y sostuvo que éstas fueron tramadas por enemigos hambrientos del poder al que no pudieron acceder por medio de las elecciones, y que están empeñados en desmantelar programas sociales que han ayudado a sacar a cerca de 35 millones de brasileños de la miseria.

En una conferencia de prensa en la residencia presidencial donde seguirá viviendo durante el proceso de juicio político, Rousseff culpó a sus rivales de gran parte de la debacle económica. Destacó las tácticas de bloqueo que iniciaron en 2015 al principio de su segundo periodo en la presidencia y vio al Congreso rechazar las propuestas con que su gobierno respondía a la crisis económica.

"Nosotros hace 15 meses sufrimos todo tipo de sabotaje contra nuestro gobierno", acusó. "Hubo un bloqueo sistemático para crear el clima adecuado para el golpe de Estado".

Rousseff, la primera mujer en ser elegida a la presidencia de Brasil, también arremetió contra las elecciones del gabinete de Temer al señalar que los designados, todos ellos hombres blancos, son un reflejo exacto del grupo demográfico para el que pretenden gobernar, la tradicional elite blanca en una nación conformada mayormente por personas de raza no blanca.

"Lamento que después de mucho tiempo ya no haya mujeres ni negros en los ministerios", dijo Rousseff, cuyo gabinete al inicio de su segundo periodo presidencial incluyó a seis mujeres, entre ellas una de raza negra. "Pienso que las cuestiones de género son una cuestión de democracia en un país donde la mayoría, más del 50%, son mujeres".

La ausencia de negros también ha generado enfado en muchas personas de la sociedad civil.

Frei David Santos, que dirige la organización Educafro con sede en Sao Paulo, la cual preparó los exámenes de ingreso a universidades para estudiantes negros de bajos recursos, indicó que es una "afrenta" a la población negra de Brasil, la segunda más grande del mundo detrás de Nigeria.

"El gabinete exclusivamente blanco representa un retroceso a la época colonial" de esclavitud, apuntó, y agregó que "nosotros representamos el 53,7% de la población y aun así seguimos siendo apartados, marginados y rechazados por la sociedad —y todo esto es lo que el gabinete de Temer representa".

La elección de su gabinete también se encuentra bajo fuego por incluir a personas que enfrentan serias acusaciones. Al menos nueve de los 22 designados por Temer han enfrentado o enfrentan acusaciones de corrupción y otras faltas, entre ellas la creciente investigación por sobornos que detectó la malversación de miles de millones de dólares de la paraestatal Petrobras.

Muchas de las principales figuras del Partido de los Trabajadores de tendencia izquierdista, al que pertenece la presidenta suspendida, también se han visto entrampados en la investigación en curso. Si bien Rousseff no ha sido directamente implicada, los analistas consideran que la corrupción dentro de su partido ayudó a avivar una indignación pública generalizada en contra de ella.

El mismo Temer ha sido implicado por testigos en el escándalo de Petrobras, pero hasta ahora no ha sido acusado formalmente. El ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, otro funcionario de alto rango del Partido del Movimiento Democrático Brasileño de Temer, enfrenta cargos en relación con la pesquisa, y otros líderes del partido están por ser investigados.

A través de la emisora GloboNews días antes de la votación para el juicio político, Temer defendió su decisión de incluir en su gabinete a personas con acusaciones de corrupción.

"Lo que puedo decir es que una investigación es sólo eso, una investigación", señaló.

Un artículo del viernes en el respetado diario Folha de S. Paulo insinuó que la supervivencia del gobierno de Temer dependía de hundir la pesquisa de Petrobras, conocida como la investigación "Car Wash".

"Michel Temer debe suprimir la investigación 'Car Wash' o la 'Car Wash' devastará su gobierno", afirmó el artículo.

En su primera aparición pública desde que asumió la presidencia, Temer prometió el jueves que la investigación seguirá sin impedimentos.

"Merece ser seguida de cerca y ser protegida contra cualquier interferencia que pudiera debilitarla", dijo.

___

La periodista de The Associated Press Jenny Barchfield reportó este despacho desde Brasilia y el periodista de la AP Mauricio Savarese reportó desde Río de Janeiro. Stan Lehman contribuyó a este despacho desde Sao Paulo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario