Mundo 14 junio 2016

Brasil: Comisión legislativa asesta golpe a Eduardo Cunha

RIO DE JANEIRO (AP) — Uno de los hombres más poderosos de Brasil recibió un fuerte revés el martes, cuando una comisión legislativa de ética votó en favor de una moción para despojar de su puesto al expresidente de la cámara baja del Congreso a raíz de que presuntamente mintió cuando negó tener cuentas bancarias en el extranjero.

Eduardo Cunha ha sido descrito como uno de los funcionarios políticos más hábiles de Brasil, y pese a que ha estado abrumado por acusaciones de corrupción y ha sido removido de su puesto de presidente, sigue teniendo una influencia considerable en el Congreso. Fue poco sorprendente, entonces, que la votación realizada el martes por la comisión de ética de la Cámara de Diputados fuera una situación tensa. Muchos observadores pronosticaban que los aliados de Cunha derrotarían la medida.

El resultado pendía de un solo voto, de la congresista Tia Eron, del estado nororiental de Bahía. La votación se aplazó la semana pasada, cuando Eron no asistió a la reunión del comité.

Al hablar sobre su voto decisivo, Eron dijo que votaba de acuerdo con su conciencia. Mientras Eron votaba, los enemigos de Cunha vitoreaban, algunos de los cuales sostenían letreros que decían que la presión popular había triunfado.

"Enfrentamos el escándalo más grande que esta entidad ha tenido", dijo el congresista Marcos Rogerio, autor del informe que recomienda destituir a Cunha.

La aprobación del comité, que se logró con las justas, significa que el asunto pasará al pleno de la Cámara de Diputados, donde necesita una mayoría simple de 257 votos en favor, de los 513, para que la moción entre en vigor.

La indagación de la comisión de ética estuvo enfocada en acusaciones de que Cunha mintió cuando dijo a otro comité que no tenía cuentas en el extranjero.

Fiscales suizos sostienen que Cunha tuvo cuentas secretas en el banco Julius Baer con un valor calculado en cinco millones de dólares, fondos que investigadores brasileños creen que están relacionados a una red de corrupción en la empresa estatal Petrobras. Cunha ha insistido en que es inocente. Reconoció que usó dinero de sus cuentas pero negó que éstas le pertenecieran. Sostiene que simplemente fue el beneficiario de lo que llamó "fondos de inversiones", que eran de otras personas.

El futuro de Cunha se ha convertido en un tema polémico entre muchas personas en Brasil, que lo consideran como símbolo de todo lo que está mal con el sistema político en el país, el cual atraviesa una investigación creciente enfocada en sobornos en Petrobras.

Cunha fue el motor detrás del proceso de destitución de su rival, la presidenta Dilma Rousseff, cuya destitución y suspensión pende de una votación final. El proceso contra Rousseff es a raíz de alegatos de que su gobierno presuntamente uso ardides contables para esconder déficits en el presupuesto federal. Ella ha refutado las acusaciones.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario