Deportes 19 agosto 2016

Bolt cierra a lo grande con su tercer oro en Río

RIO DE JANEIRO (AP) — Empezó su obra hace ocho años en Beijing, al ganar las tres pruebas de la velocidad y maravillar al mundo con su simpatía y sus marcas, y completó su triplete inédito el viernes en Río, cuando ganó con el equipo de Jamaica la prueba de relevos 4x100 en los Juegos Olímpicos.

Usain Bolt ya era considerado el atleta más grande de la historia por muchos, pero su última victoria junto a sus compañeros le empareja definitivamente en el medallero histórico del atletismo con el estadounidense Carl Lewis y el finlandés Pavoo Nurmi.

Los tres suman nueve preseas de oro olímpicas, aunque los dos últimos en pruebas combinadas de fondo y medio fondo, o el salto de longitud. Bolt es el único en contar sus triunfos olímpicos solo en pruebas de velocidad, y nadie se acerca a sus tres tripletes seguidos en los 100, 200 y 4x100, todas pruebas en las que posee el récord mundial.

"Está decidido: soy el más grande", sentenció el jamaiquino.

A solo dos días de cumplir 30 años, el "Rayo" no evidenció cansancio después de haber competido en la carrera de 200 apenas 24 horas antes. Recibió el batón casi empatado con el equipo de Estados Unidos y con Japón pisándole los talones, pero como siempre despegó en el tramo final para detener el reloj en 37.27 segundos, todavía lejos de la marca de 36.84.

"Es un alivio, ya se dio. Estoy contento, muy orgulloso", agregó. "Se hizo realidad. La presión era real, así que considero esto como un logro".

Tan pronto cruzó la meta, Bolt levantó tres dedos, como si existiese alguna duda sobre su gesta. Entonces, empezó la fiesta.

Bolt y sus compañeros Asafa Powerll, Yohan Blake y Nickel Ashmeade se arroparon con banderas de Jamaica, posaron para los fotógrafos y bailaron al ritmo de Bob Marley sobre la pista azul del Estadio Olímpico. Después, Bolt se arrodilló y besó el carril número tres. Otra pose para la posteridad del mejor corredor en la historia.

Bolt también ha ganado 11 de las últimas 12 pruebas en las tres distancias en los cuatro últimos mundiales, en que solo cuenta un fiasco: la descalificación por una salida en falso en la final de los 100 metros en Daegu 2011.

Japón dio la gran sorpresa del evento al terminar segundo, con tiempo de 37.60, y Canadá se quedó con el bronce después que Estados Unidos, que terminó tercero, fue descalificado por una entrega del batón fuera de la zona reglamentaria.

Esta es la novena vez desde 1995 que el relevo estadounidense de 4x100 es descalificado en Olímpicos o mundiales.

"Tiene que ser la peor suerte para un país en la historia", dijo el integrante del equipo estadounidense Tyson Gay. "Siempre pasa algo raro o estúpido. Siempre nos cuestan caros los errores más simples".

Al principio de la jornada, la Mexicana María Guadalupe González se adjudicó una inesperada medalla de plata en la marcha de 20 kilómetros.

La oriunda de Tlanepantla, de 27 años, cronometró 1 hora, 28 minutos, 37 segundos y fue superada por apenas dos segundos por la china Hong Liu. Otra china, Xiuzhi Lu, se quedó con el bronce.

"Peleé 19 kilómetros y no me podía doblegar al final, habría sido una cobarde", dijo González.

En la marcha de hombres, el eslovaco Matej Toth se quedó con el oro, seguido por el australiano Jared Tallent y el japonés Harooki Arai.

La cubana Yarisley Silva, medallista de plata en Londres 2012, ni siquiera alcanzó a disputar el podio en el grupo final al no superar la altura de 4,70 metros. La griega Ekaterini Stefanidi se quedó con el oro.

"He pasado momentos muy duro este año", se excusó con lágrimas Silva, cuyo novio tuvo un accidente entrenando con pesas y se fracturó una vértebra. "A veces pensé que no podría continuar y estar aquí, pero competí como mejor pude. Hoy no tuve un buen día".

El equipo de Cuba sí se clasificó a la final del relevo 4x400 de hombres del sábado al terminar tercero en su eliminatoria con tiempo de 3:00.16.

El mexicano Diego de Real estuvo cerca del podio en el lanzamiento del martillo, aunque tuvo que conformarse con el cuarto lugar con un tiro de 76,05 metros. El oro fue para Dilshod Nazarov, de Tayikistán, la plata para el bielorruso Ivan Tsikhan y el bronce para el polaco Wojciech Nowicki.

Almaz Ayana no logró el doblete de los 5 y 10 mil metros al terminar tercera en la distancia más corta. La etíope ganó los 10.000 con un record mundial, y tenía la delantera pasado el punto medio de los 5.000. Al final se quedó sin combustible y terminó tercera, detrás de la keniana Vivian Cheruiyot, que fijó un nuevo récord olímpico de 14:26.17, y la keniana Hellen Obiri, que marcó 14:29.77.

Estados Unidos ganó el relevo 4x100 de mujeres.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario