Mundo 11 abril 2016

Bolsa sube tras certeza que Perú será gobernado por derecha

LIMA, Perú (AP) — La Bolsa de Valores de Lima aumentó sus transacciones el lunes más de 12% luego que los conteos oficiales arrojaran que la conservadora Keiko Fujimori y el centroderechista Pedro Kuczynski, candidatos a favor del libre mercado, disputarán la presidencia de Perú en una segunda vuelta.

El aumento en las transacciones de la bolsa del lunes contrasta con lo acontecido en la última semana, cuando ese índice cayó ante el ascenso en las encuestas de la candidata izquierdista, Verónika Mendoza, que prometía fortalecer el papel del estado y, para lograrlo, reformar la Constitución, algo que preocupaba a la élite peruana.

Marco Contreras, analista senior de inversiones de la agencia de bolsa Kallpa SAB, dijo a The Associated Press que "los inversionistas consideran que tanto Fujimori como Kuczynski son pro-mercado, van a seguir con el modelo económico y hoy se ha producido un golpe maravilloso de confianza".

También dijo que la moneda peruana, el sol, ganó valor frente al dólar en casi un 3% por las ventas generalizadas de dólares en la banca y de parte de inversores extranjeros.

Como sucedió en las elecciones presidenciales de hace cinco años, no se perfila un claro ganador para la segunda ronda electoral que se celebrará el próximo cinco de junio. De ahora en adelante, el resultado de las elecciones dependerá de las alianzas, las propuestas y gestos políticos que hagan Fujimori y Kuczynski, quienes intentan llegar por segunda vez a la presidencia tras postularse sin éxito en 2011.

Escrutados el 87,92% de los votos, Fujimori tenía el 39,5% de los votos, seguida por el economista Kuczynski, con 21,56%. Mendoza, legisladora izquierdista, y que había registrado un gran avance en las últimas encuestas, quedó tercera con el 18,52% y se quedó sin tiquete para la segunda vuelta.

Las autoridades electorales esperan entregar los resultados totales para la tarde del lunes.

Según encuestas, más de la mitad de peruanos ha dicho que nunca apoyarán a la hija de Fujimori principalmente por el mal recuerdo de la década del gobierno de su padre (1990-2000) marcado por la disolución del Congreso en 1992 y el robo de hasta 600 millones de dólares de las arcas públicas, según la organización Transparencia Internacional.

El consenso no es unánime: otros peruanos que tuvieron que luchar y padecer la insurgencia recuerdan a Alberto Fujimori por sus logros: detener la hiperinflación y la insurgencia de Sendero Luminoso.

Para el analista Fernando Tuesta, el principal reto de Kuczynski es conquistar el voto de quienes jamás votarán por la hija de Alberto Fujimori, condenado a 25 años por asesinato y corrupción. Pero ello parece una tarea titánica porque Kuczynski ha apoyado a Fujimori.

En 2011, ex funcionario del Banco Mundial de 77 años, respaldó a Fujimori cuando enfrentaba a Ollanta Humala en la segunda vuelta presidencial. Aquella vez dijo, ante miles de fujimoristas, "queremos una economía estable y Keiko sí puede".

Incluso, hace una semana, Kuczynski, líder del movimiento "Peruanos por el Kambio", dijo en una entrevista con Univisión que si llega a la presidencia firmará una ley para que Alberto Fujimori cumpla el resto de su condena en casa. El ex mandatario saldría de prisión en 2032.

Con sus simpatizantes en los sectores más acomodados, su español de acento foráneo y su hasta hace poco pasaporte estadounidense, Kuczynski podría hallar dificultades para conectar con los sectores populares, en especial en las zonas rurales donde el expresidente Fujimori sigue teniendo apoyo.

Katie Micklethwaite, analista senior para América Latina de la empresa de análisis de riesgo Verisk Maplecroft, dijo que "si bien algunos sondeos muestran a Kuczynski recogiendo los votos suficientes para derrotar a Fujimori, las encuestas en Perú tienden a subestimar el voto en las zonas rurales, donde ella (Fujimori) es más fuerte".

Pensando en conquistar el voto rural, Kuczynski, cuyo padre fue un médico alemán que trabajó en la selva peruana combatiendo la lepra, dijo a la prensa "yo me crié en el campo muy lejos de Lima, conozco algo de la sierra y bastante de la Amazonía, creo en la herencia social alemana de servicios públicos de primer nivel".

El politólogo de la Pontificia Universidad Católica de Perú, Mauricio Zavaleta, dijo a la radio local que Kuczynski no ha cohesionado su partido en comparación con Fujimori quien, en los últimos cinco años, ha recorrido el país organizando a su partido Fuerza Popular.

"No ha habido un trabajo de generar una organización, de tener comités organizados", dijo Zavaleta en referencia al movimiento que lidera el candidato.

En la víspera, tras conocer sus preferencias por parte del electorado y consciente del fuerte anti-voto que despierta, Fujimori dijo que "el Perú quiere la reconciliación y no quiere más peleas".

Kuczynski propone usar su experiencia para impulsar la inversión con la continuación de los megaproyectos mineros y, al igual que Fujimori, anuncia un fuerte plan de inversiones en infraestructura que genere empleo y reactive la economía.

Los dos candidatos también prometen luchar contra la creciente inseguridad ocasionada por la delincuencia común. Kuczynski afirma que de llegar al poder realizará una profunda reforma policial que los expertos independientes han considerado necesaria.

Fujimori, de 40 años, promete construir cinco cárceles por encima de los 4.000 metros de altitud para llevar a los delincuentes más peligrosos y edificar otras 15 "cárceles-factoría" para rehabilitar delincuentes que van por primera vez a prisión.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario