Mundo 20 junio 2016

Bolivia: Multitudinarias marchas y paro de poca repercusión

LA PAZ, Bolivia (AP) — Multitudinarias marchas contra el gobierno de Evo Morales, sobre todo en La Paz tuvieron lugar el lunes en un paro convocado por la Central Obrera Boliviana que fue acatado por pocos sectores como los maestros públicos y funcionarios de la salud.

Miles de manifestantes tomaron las calles del centro de La Paz y detonaron pequeñas cargas de dinamita para exigir la derogatoria de un decreto por el cual Morales cerró una fábrica estatal en quiebra dejando cesantes a más de 800 personas. Además, los manifestantes exigían la ruptura de la alianza que la Central Obrera Boliviana, COB, pactó con el mandatario. Fue la primera protesta sindical de la organización en siete años en contra del gobierno.

Muchas escuelas públicas cerraron sus puertas y hubo cortes en los accesos a la ciudad de Cochabamba en el centro del país.

"La columna vertebral de la economía no ha parado: el transporte, las actividades financieras y el sector productivo no han paralizado", dijo el vicepresidente Alvaro García. "Hay marchas urbanas pero la anunciada paralización no se produjo; gran parte de las carreteras están expeditas", dijo por su parte el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Los manifestantes gritaban consignas contra el gobierno y pedían a la COB romper la alianza con Morales, lo que debilitó a la única central sindical del país. Los maestros públicos se habían apartado de la organización pero el lunes acataron la protesta.

"Debemos volver a una COB fuerte. No sirve de nada seguir en el proceso de cambio (alianza con el gobierno) si existen decretos que atentan contra la estabilidad laboral", dijo el líder sindical Guido Mitma en la marcha.

Varios sindicatos reclaman a la COB que recupere su independencia. "Las bases están exigiendo que se rompa la alianza para recobrar la independencia sindical. El malestar en los trabajadores crece", dijo el dirigente de los maestros, Wilfredo Siñani.

El gobierno llamó a los sindicalistas a negociar, pero descartó anular el decreto de cierre de una fábrica estatal que motivó la protesta.

El retroceso de la economía y las denuncias de corrupción han debilitado al gobierno después del traspié electoral de febrero pasado, cuando Morales perdió un referendo para poder postularse a un cuarto mandato.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario