Mundo 05 abril 2016

Bloqueo de remesas dañaría a millones en México

CIUDAD DE MEXICO (AP) — De pasar de la retórica a la realidad, la amenaza del aspirante republicano Donald Trump de bloquear el envío de remesas de los mexicanos sería un golpe para la economía de México y sobre todo para millones de personas cuya subsistencia depende de ese ingreso.

Las remesas, que en 2015 sumaron 24.771 millones de dólares y superaron por primera vez a los ingresos por exportaciones petroleras de México, representan más del 2% del producto interno bruto del país y evita que familias caigan en la pobreza.

"De llegarse a dar, de que va a tener un impacto sobre la economía mexicana es definitivo", dijo a The Associated Press Alfredo Coutiño, director para América Latina de la consultoría Moody's Analytics. Tendría "un efecto muy importante sobre México, porque las remesas van directamente a familias de bajos ingresos cuya propensión a consumir es muy alta".

Cerca de 11 millones de mexicanos viven en Estados Unidos, desde donde se envían prácticamente la totalidad de remesas. Cada mes, familias en prácticamente todo México recibe las transferencias y las usan para comprar comida y ropa, enviar a sus hijos a la escuela, construir una vivienda o adquirir una nueva televisión, lo que a su vez incentiva la producción de bienes y en general a la economía del país.

Coutiño refirió que las remesas representan un 2,5% del PIB en México, la segunda mayor economía en Latinoamérica, y alrededor del 3,8% del consumo privado en el país.

"El efecto importante de la medida de confiscación de Trump iría directamente al consumo y afectaría prácticamente a las familias que reciben estos ingresos y que son las que han empezado a construir casas nuevas, casas de concreto, a tener televisores de pantalla plana, a tener celulares, etc, etc, en los pueblos más remotos del país", dijo.

El propio banco central mexicano ha considerado que las remesas han contribuido a que no aumente la pobreza en el país.

En un memorando divulgado el martes, Trump señaló que modificaría una cláusula de la ley antiterrorista Patriot Act para detener las remesas de dinero a México y que sólo dejaría de hacerlo si México efectuara "un pago único de 5.000 a 10.000 millones de dólares" para financiar el muro en la frontera común.

Gente común, migrantes y organizaciones en México y Estados Unidos criticaron el planteamiento del republicano y advirtieron que eso dañaría a millones de familias.

"Sí que va a impactar", dijo Carlos Martínez, un habitante de la ciudad de México y quien tiene un hermano en Seattle que manda unos 300 dólares algunos meses a sus padres. "Son una gran ayuda las remesas que llegan desde Estados Unidos".

En las calles de Nueva York, también hubo críticas y algunos escépticos.

"Sería duro eso para nosotros. Si eso pasa ¿cómo vamos a mantener a la familia?", preguntó Arnulfo González, un mexicano de 40 años que envía entre 600 y 1.500 dólares al mes a su madre y a su suegro en el estado sureño mexicano de Oaxaca.

"Como no podemos votar, no podemos decir nada. Yo pido que todos los que pueden votar, que voten por alguien que valga la pena, porque ese señor (Trump) va a arruinar a este país", comentó.

Para Aracelis Lucero, sin embargo, todo parece más parte de las campañas políticas.

"No es razonable, no es lógico. Esta retórica es sólo estrategia electoral", dijo Lucero, de 33 años, nacida en Estados Unidos, pero cuyos padres envían desde hace décadas remesas a su natal Puebla, en el centro de México.

Analistas consideran que los migrantes podrían volver a viejas prácticas de enviar las remesas en efectivo a través de familiares o amigos que vayan a México, un mecanismo que expone a las personas a riesgos como el ser víctimas de asaltos.

Para organizaciones en favor de los migrantes, una medida de ese tipo implicaría un daño importante para muchos mexicanos.

"Las remesas son la vena aorta entre los inmigrante en Estados Unidos y sus seres queridos en sus países de origen", dijo Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Angeles. "Sin remesas, la vida en nuestros países sería un caos, las economías serían un caos", añadió.

Una organización que favorece reducir la inmigración se pronunció por enfatizar menos el muro y asegurar que personas sin la documentación requerida para estar en Estados Unidos no puedan trabajar o reciban servicios.

"Si no piensas que te beneficiarás al venir aquí ilegalmente, no vendrás aquí ilegalmente", dijo Ira Mehlman, vocero de la Federación Americana para la Reforma Migratoria (FAIR, por sus siglas en inglés).

Autoridades mexicanas declinaron comentar o no respondieron a peticiones para conocer su posición.

___

Contribuyeron con esta nota los periodistas de The Associated Press Claudia Torrens en Nueva York y E.J. Támara en Los Angeles.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario