Entretenimiento 18 noviembre 2016

Blanco y negro en la alfombra roja de los Latin Grammy

LAS VEGAS (AP) — El código fue blanco y negro el jueves en la alfombra roja de los Latin Grammy. Los músicos optaron lucir estos colores en la máxima gala de la música latina.

Laura Pausini, quien interpretó "El lado derecho del corazón" en uno de los primeros números musicales de la ceremonia, lució un vestido despampanante de franjas blancas y negras con drapeado, corte asirenado y cauda que definitivamente robaba las miradas. El modelo era bastante recargado, por lo que la cantante italiana supo complementarlo con el cabello liso con raya en medio y joyería mínima, en negro.

Los hermanos Jesse & Joy, nominados a cuatro premios, se montaron en esta ola con un atuendo invernal negro con detalles metálicos que les hizo ver muy coordinados. Joy llevaba un vestido largo entallado con franjas doradas en la cintura y Jesse un abrigo de terciopelo negro y sombrero del mismo color con un adorno dorado.

La cantautora brasileña Paula Fernandes optó por la tendencia años 90 que ha dominado las pasarelas con un entallado vestido negro de minifalda y una abertura lateral con cordones que delineaba perfectamente su silueta.

Julieta Venegas, quien en la ceremonia no televisada se llevó el Latin Grammy al mejor álbum pop/rock por "Algo sucede", lució un vestido gris mate de aire romántico con mangas transparentes y volantes.

En cuanto a los caballeros, el colombiano Manuel Medrano, galardonado como mejor artista nuevo, llevó un smoking con solapas satinadas, corbatín negro y camisa blanca. Lo remató con zapatos de charol y un reloj como accesorio.

Eduardo Cabra, nominado a productor del año, no podía presentarse sin su característico sombrero. Su estilo también incluyó un pañuelo con franjas azules en vez de corbata y una camisa negra con estampado. Su esposa, la cantante cubana Diana Fuentes, lució un vestido con transparencias y cuentas negras de la marca puertorriqueña Eclíptica.

Juanes, quien abrió la ceremonia en un dueto con el español Pablo López, demostró en cambio que para la elegancia no hace falta corbata. Llevaba un traje sastre negro y una camisa blanca desabotonada, gafas de sol y la cabeza rapada, con un resultado bastante favorecedor. Dijo que su esposa, la actriz y modelo colombiana Karen Martínez, le ayudó a escoger su atuendo. Martínez no se quedó detrás de las cámaras: dominó la alfombra con un atrevido vestido negro con transparencias y adornos de plumas.

Pero como dicen, no todo en la vida es blanco y negro. También se destacaron los colores metálicos y brillantes como coral, turquesa y rosado. El modelo azul claro con pantalón corto, corsé y bolero de manga corta de iLe Cabra resumía esta tendencia. La cantante puertorriqueña, nominada a mejor nuevo artista, lo complementó con unas vistosas sandalias de los mismos tonos de azul.

Jennifer López llevó un traje de cuerpo completo con transparencias adornos de cuentas color uva. Hacia el final de la ceremonia sorprendió a todos al aparecer en el escenario con Marc Anthony para cantar "Vete y pega la vuelta" y entregarle el premio a la Persona del Año de la Academia Latina de la Grabación. La expareja se dio un pequeño beso en la boca tras declararse almas gemelas.

Por su parte, la presentadora Roselyn Sánchez lució espectacular con un vestido rojo minimalista que realzaba su silueta y su melena negra.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario