EEUU 19 mayo 2016

Bernie Sanders parece contar con un aliado insólito: Trump

WASHINGTON (AP) — Bernie Sanders parece contar con un aliado insólito: Donald Trump. El casi candidato republicano se ha hecho eco del discurso de Sanders, de que el Partido Demócrata se opone a su candidatura, excluye a sus partidarios y amaña las reglas para favorecer a Hillary Clinton.

En actos, tuits y entrevistas Trump habla con frecuencia de la difícil situación en que se encuentra Sanders.

"Bernie Sanders recibe un muy mal trato de los demócratas: el sistema está amañado en su contra", tuiteó Trump el miércoles. "¡Muchos de sus seguidores privados de sus derechos me apoyan a mí!" Esto fue después de las primarias demócratas del martes en las que Sanders ganó en Oregon mientras en Kentucky no se pudo dar un resultado final debido a la estrechez del margen.

Mientras Trump trata de hacer causa común con los partidarios de Sanders que atacan a su propio partido, el camino de Sanders hacia la candidatura se ha estrechado hasta volverse casi imposible y las donaciones a su campaña han caído en picada.

Sanders ha difundido una larga lista de quejas contra el Partido Demócrata que según él son la causa de sus infortunios. Adicionalmente, dice que si no se modifica el sistema, los republicanos como Trump se alzarán con los votos de los trabajadores.

El blanco principal de sus iras es la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz.

"Podemos hablar largamente sobre Debbie Wasserman Schultz, sobre cómo ha lanzado sombras sobre la campaña de Sanders desde el inicio", dijo el jefe de campaña Jeff Weaver en CNN.

Clinton tiene amplia mayoría entre las minorías y las mujeres, lo que le da mayoría no solo en delegados sino en el voto popular, pero esto no conmueve a Sanders, que apunta sus cañones contra la dirigencia partidaria y las reglas políticas secretas, cuando antes lo hacía contra la desigualdad de ingresos, Wall Street y la influencia del dinero empresario en la política.

Tanto Sanders como Trump se presentan como víctimas de un sistema amañado por el establishment. Trump ha abandonado esos argumentos desde que derrotó a sus rivales y está al borde de lograr una mayoría de delegados que le asegura la candidatura, pero Sanders y sus seguidores se han vuelto los portaestandartes de esos reclamos.

"He recibido llamadas telefónicas de todo el país: obscenas, sexistas, me amenazan de muerte, amenazan a mi familia", dijo la presidenta del Partido Demócrata de Nevada, Roberta Lange. "Me siento amenazada dondequiera que voy".

Esas protestas apuntan contra reglas vigentes desde hace meses o años, desde mucho antes de que Trump y Sanders se ganaran a los independientes y votantes por primera vez que alimentan su ascenso. Los dos tropezaron con estatutos partidarios bizantinos que determinan la elección de los candidatos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario