Deportes 13 julio 2016

Basta de Juegos Olímpicos, es hora del Abierto Británico

TROON, Escocia (AP) — Jordan Spieth, en busca de su tercer título de Grand Slam, pasó más tiempo hablando sobre un campo de golf que jamás conocerá.

La mayor parte de su conferencia de prensa previa al Abierto Británico de golf fue dominada por preguntas sobre los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y la razón por la cual no jugará. Spieth sabía que eso sucedería. Fue solo cuando se enfiló rumbo a la salida de la sala que el texano de 22 años sonrió y preguntó: "¿Hay un torneo que jugar esta semana?".

Sí, finalmente.

Colin Montgomerie, quien creció del otro lado de la calle de Royal Troon cuando su padre fue el secretario del club, realizará el primer tiro de salida cuando el Abierto Británico inicie el jueves. Eso debe poner fin a tres días de consternación sobre otro torneo, el olímpico, que no tiene remotamente la historia ni tradición del campeonato de golf más añejo del mundo.

La Federación Internacional de Golf, con Peter Dawson al frente, se adueñó de la semana del Abierto Británico y el lunes anunció que había llegado a su fin la clasificación olímpica y que Spieth (junto con Rory McIlroy, Jason Day, Dustin Johnson y otros 16 varones) no participaría.

Al día siguiente, Spieth confirmó su decisión ("preocupaciones de salud") y dijo que su meta será llegar a los Juegos de Tokio en 2020, asumiendo que la disciplina se mantenga en el programa. McIlroy fue el siguiente en llegar a la conferencia y criticó a las autoridades del golf, que durante los últimos siete años han pregonado que los Juegos Olímpicos son una oportunidad de crecimiento para el deporte.

"No me metí al golf para hacerlo crecer", dijo McIlroy. "Me metí al golf para ganar campeonatos, para ganar majors".

Incluso el miércoles, un día antes de que inicie la edición 145 del Open, se realizó otra conferencia presentada por la Federación Internacional de Golf para anunciar el equipo británico que irá a Juegos Olímpicos.

¿Nadie hablará del trofeo Claret?

A Spieth se le escapó de entre los dedos el año pasado en St. Andrews, cuando buscaba su tercer major en fila, aunque terminó sosteniéndolo unas horas después, solo porque estaba con Zach Johnson, el campeón y golfista del año, cuando todo terminó.

"Añoro tener ese trofeo en mi poder en algún momento", dijo Speith. "Y alcanzar esa tercera fase del Grand Slam esta semana sería un logro fantástico".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario