Deportes 24 septiembre 2016

Barsa gana con goles de Neymar y Suárez y recorta al Madrid

BARCELONA (AP) — Luis Suárez abrió el camino de la victoria y Neymar lo completó el sábado por el Barcelona, que se impuso 5-0 en cancha del Sporting de Gijón para recortar al mínimo la distancia con el líder del Real Madrid, que solo pudo empatar por segunda vez en cuatro días, 2-2 en su visita a Las Palmas, y se mantiene en lo alto de la clasificación de la liga española con 14 puntos en la sexta fecha.

Con goles de Marco Asensio y Karim Benzema a los 33 y 67 minutos, respectivamente, los blancos se pusieron dos veces en ventaja, pero los tantos de Pedro Tana (38) y el argentino Sergio Araujo (85) permitieron empatar a los locales, horas después de que el Barsa cumpliera con su objetivo de sumar 13 puntos y aplicar presión, aún pese a la ausencia de Lionel Messi.

Con el astro argentino lesionado, Suárez y Neymar asumieron la responsabilidad ofensiva y el uruguayo inauguró el marcador a los 29 minutos para colocarse máximo cañonero en solitario de la competición con cinco dianas. Neymar (81 y 88) añadió un doblete que dejó su cuenta personal en tres tantos, y entremedio, Rafinha (32) y Arda Turan (85) también se sumaron a la fiesta ante un Sporting que acabó con diez hombres y herido en el 12mo lugar de la tabla, con siete puntos.

"Ha sido un partido bueno, pero con un resultado engañoso. A partir de la expulsión pudimos hacer tres goles más", resumió el técnico azulgrana, Luis Enrique.

En otros encuentros de la jornada, el Athletic de Bilbao venció 3-1 al Sevilla y trepó al tercer lugar con 12 unidades, adelantando precisamente al cuadro andaluz, por ahora cuarto con 11 puntos.

Los bilbaínos abrieron el marcador mediante Mikel San José (26), permitieron el empate momentáneo de Samir Nasri (55), desnivelaron de nuevo gracias a Mikel Balenziaga (66), y sentenciaron con un penal de Aritz Aduriz (90), quien forzó de paso la expulsión del arquero Salvatore Sirigu.

Anteriormente, el Eibar hizo valer su fortaleza de local y también ganó 2-0 a la Real Sociedad en el clásico regional vasco, una victoria que le deja igualado a 10 unidades con Las Palmas.

La expulsión de Aritz Elsutondo (24) por los visitantes allanó el camino de la victoria armera, conseguida gracias al gol en contra de Asier llarramendi (57) y posterior tanto de Bebé (66). La Real quedó décima con los mismos puntos que el Sporting.

El conjunto asturiano nunca dio sensación de comprometer la victoria del Barsa, perdió balones repetidamente en la zona de creación, y uno de ellos lo aprovechó Turan para habilitar a Suárez, quien sorteó al arquero con un toque sutil y subió el primer gol.

El máximo cañonero liguero celebró a continuación el segundo, que cabeceó a la red Rafinha tras apertura de Neymar y centro de Sergi Roberto.

Sporting se estiró algo más tras el descanso, pero el capitán Alberto Lora vio la segunda tarjeta amarilla a 20 minutos del final y dejó con un hombre menos a los locales ante un Barsa que olió sangre y mordió sin piedad.

El más canino fue Neymar, capaz de subir un doblete y desquiciar definitivamente al rival, primero con un remache de un disparo al poste del suplente Paco Alcácer, y luego con un sedoso remate de zurdas entre las piernas de Iván Cuéllar.

Entre uno y otro, cantó también gol Turan mediante inusual cabezazo a centro de Roberto, destacado llegador desde el lateral derecho.

Cristiano Ronaldo sí jugó por el Madrid, pero dejó poca huella en Las Palmas, donde los locales trataron de tú a tú al equipo blanco, que abrió el marcador cuando Asensio cabeceó a la red un rechace de Javi Varas a tiro de Nacho Fernández.

Sin venirse abajo, el equipo de Quique Setién siguió exhibiendo un buen trato de la pelota, siempre en torno al periscopio de Roque Mesa, quien originó la jugada del empate con apertura para Jerónimo Figueroa "Momo", cuyo centro repelió Varane a pies de Tana, hábil en el control y el zurdazo raso lejos del alcance de Kiko Casilla.

El Madrid salió revolucionado en el segundo tiempo, y solo Varas pudo evitar el segundo en latigazo de Gareth Bale. Las Palmas fue perdiendo protagonismo, mientras que el ingreso de Benzema por Alvaro Morata dio renovados bríos al Madrid. El francés falló un remate en boca de gol, y ya no perdonó un posterior rechace de Varas a tiro de Cristiano.

Pero Zinedine Zidane sustituyó al portugués y los visitantes no supieron gestionar el viento a favor, permitiendo el empate en grave falta de tensión defensiva que castigó el también suplente Araujo, vivo para rebañar una cesión aérea de Vicente Gómez ante Casilla y Sergio Ramos, y conducir la pelota al fondo de las mallas.

"Hicimos un buen partido, aunque cuando te meten dos goles no todo es perfecto. Hay que estar concentrados hasta el final", lamentó Zidane, cuyo equipo se resignó también el miércoles a un empate, 1-1 ante el Villarreal.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario