Associated Press 29 julio 2016

Balean a policías en San Diego y uno muere

SAN DIEGO (AP) — Una parada de tráfico en San Diego terminó en un tiroteo que causó la muerte de un policía antipandillas y dejó gravemente herido a otro, dijeron las autoridades el viernes. Al poco tiempo, un sospechoso fue baleado y arrestado y, horas después, la policía rodeó una casa mientras buscaban a un hombre que pudo haber sido su cómplice.

El agente muerto —esposo y padre de dos hijos— sufrió numerosas heridas de bala y murió en las primeras horas del viernes, dijo la jefa de policía Shelley Zimmerman. El otro agente fue operado y se espera que se recupere. Su esposa estaba en el hospital con él.

Los dos agentes —que formaban parte de la unidad antipandillas del departamento— ordenaron la parada de tráfico aproximadamente a las 11 pm del jueves en el área de Southcrest y fueron baleados en el torso. Los agentes pidieron refuerzos de inmediato y el policía herido fue llevado al hospital en un auto patrulla.

El sospechoso, que fue capturado en una barranca, era atendido el viernes en un hospital. La policía no lo identificó, pero Zimmerman dijo que su condición era grave y que fue herido de bala.

La policía ordenó a los residentes de área que permanecieran en sus casas durante toda la noche mientras revisaban barrancas, patios, calles y callejones en busca de otros sospechosos. Un helicóptero sobrevoló la zona.

Unas nueve horas después del tiroteo, agentes fuertemente armados rodearon una casa a como un kilómetro (media milla) de distancia. Uno de ellos utilizó un megáfono para convencer a un hombre para que se entregara. Las autoridades también detonaron varios explosivos en el lugar, que hicieron ruidos ensordecedores.

Zimmerman dijo que un posible segundo sospechoso estaba atrincherado en la casa y que la evidencia, que no especificó, guio a los agentes a la casa.

Zimmerman estaba conmovida tras visitar la casa del policía muerto y notificar a la familia.

"Es extremamente difícil, pero algo que tienes que hacer", dijo a reporteros en las afueras del Hospital Scripps Mercy. "Nada te prepara para ello".

El incidente se produce en momentos en que la policía en todo el país está en alerta luego de tiroteos que mataron a agentes en Dallas y Baton Rouge este mes.

"La violencia contra hombres y mujeres que lucen la placa es violencia contra todos nosotros", dijo el viernes el alcalde de San Diego, Kevin Faulconer. "Le pido a todos los residentes y a la gente en toda la nación que se una en respaldo a los agentes que valientemente protegen nuestras comunidades. Los necesitamos y ellos nos necesitan".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario