Associated Press 22 noviembre 2016

Balean en emboscadas a agentes en Texas, Missouri y Florida

La búsqueda de un implicado en la muerte a tiros de un agente en Texas concluyó el lunes con la detención del sospechoso, en uno de varios casos de ataques con arma de fuego contra policías que ocurrieron el fin de semana en diversos estados, dijeron las autoridades.

El agente detective de San Antonio asesinado así como los policías heridos de bala en Missouri y Florida efectuaban labores de rutina el domingo cuando fueron blanco de actos de violencia.

El agente extendía una multa de tránsito cuando fue asesinado de un disparo el domingo en la mañana en su auto patrulla afuera de la comisaría.

"Creo que el uniforme fue el objetivo y la primera persona que lo llevaba fue la primera en ser atacada", dijo el lunes el jefe de la policía de San Antonio, William McManus, en conferencia de prensa.

El hombre de 31 años acusado en la emboscada al detective Benjamin Marconi dijo más tarde el lunes que estaba enfadado con el sistema judicial por no dejarle ver a su hijo y que lo había pagado con el agente.

"He pasado por varias batallas de custodia, y estaba molesto por la situación en la que estaba y lo pagué con alguien que no lo merecía", dijo McKane a la prensa cuando la policía le llevaba a la cárcel dle condado de Bexar. Dijo que deseaba disculparse con la familia del agente.

Funcionarios policiales afirman que hay un alarmante incremento en los ataques contra agentes al estilo de emboscadas.

Sesenta agentes han muerto a tiros este año en comparación con 41 en 2015, según el Fondo Nacional en Memoria de Agentes Policiales.

De los 60 caídos, 20 fueron atacados intencionalmente por sus agresores en comparación con ocho en 2015, según el grupo.

Otros agentes también fueron heridos de bala el domingo en la noche cuando pararon a conductores en Sanibel, Florida, y Gladstone, Missouri, pero la policía no indicó que se tratara de ataques dirigidos específicamente contra ellos.

Todos estos ataques a tiros ocurrieron menos de cinco meses después de que un ex soldado negro matara a cinco agentes blancos mientras vigilaban una protesta en Dallas, en la jornada más sangrienta para la policía en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001.

El ataque en Dallas obedeció a motivos raciales, pero la policía no ha dicho si la raza tuvo algo que ver en los del domingo. En el caso de San Antonio, la policía dice que el sospechoso es negro y el agente era blanco. En St. Louis, el sospechoso es negro, pero no se dio a conocer la raza de la víctima.

La mayoría de asesinatos de agentes son cometidos por hombres blancos y la mayoría de las personas muertas a tiros por la policía son blancas, declaró Craig W. Floyd, presidente del Fondo Nacional en Memoria de Agentes Policiales.

El agente detective muerto en San Antonio fue Benjamin Marconi, de 50 años, con 20 años de servicio en la fuerza.

El jefe policial McManus dijo el lunes en la noche que Otis Tyrone McKane, de 31 años, fue arrestado sin incidentes después de que se diera el alto al vehículo en el que viajaba el lunes en la tarde en una carretera interestatal. El sujeto fue detenido en conformidad con una orden de arresto por homicidio que puede suponer la pena capital.

McManus había dicho antes que en su opinión el sospechoso no tiene relación alguna con el conductor inicial al que el agente había detenido.

Las imágenes de una cámara de vigilancia muestran al sospechoso unas cuatro horas antes de que Marconi fuera baleado.

El sospechoso hizo una pregunta a un empleado en la recepción pero se retiró sin esperar la respuesta, dijo McManus. No precisó qué pregunta había hecho el hombre.

"Desconozco por qué él se encontraba en la comisaría. Tenemos algunas conjeturas", apuntó.

Por su parte, el jefe de policía de St. Louis, Sam Dotson, se negó a identificar al agente herido. Solo dijo que tiene 46 años, es casado, padre de tres hijos y lleva unos 20 años en la fuerza.

"El agente circulaba por la carretera y fue emboscado por un individuo que le apuntó con un arma desde dentro de su auto y disparó a través de la ventana del agente de policía", dijo Dotson.

El sospechoso, George P. Bush III, de 19 años, era buscado para interrogarlo en relación a recientes delitos violentos como hurtos, robo vehículo y quizá un homicidio, agregó.

"Creemos que él sabía que estaba implicado en esos delitos y que lo andábamos buscando", señaló Dotson. "Por ese motivo atacó con violencia al agente".

La policía dijo que Bush fue muerto después en un enfrentamiento a tiros con los agentes.

___

Salter informó desde St. Louis y Warren desde Dallas. Jamie Stengle y Terry wallace, en Dallas, así como Tammy Webber en Chicago contribuyó a este despacho.

___

Video:

https://www.youtube.com/watch?v=Nd2Ussa81nU

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario