Deportes 04 julio 2016

Bale-Cristiano y Alemania-Francia, unas semifinales a tope

PARIS (AP) — La batería de preguntas que Gareth Bale recibió el lunes apuntó al objetivo obvio de cara a la semifinal que su Gales disputará contra Portugal en la Eurocopa: Cristiano Ronaldo.

Puede ser que la otra semifinal entre Alemania y Francia enfrente a dos equipos de la élite europea, pero el duelo particular entre las dos estrellas del Real Madrid —y dos de los jugadores más caros en la historia— es lo que agita el ambiente.

Estandartes de sus selecciones, Bale liderará a Gales frente a la Portugal de Cristiano el miércoles en Lyon.

La otra semifinal se jugará al día siguiente en Marsella, donde la anfitriona Francia se topará contra una Alemania que busca añadir el título europeo al que conquistó en el Mundial hace dos años. Será la primera vez que se midan en una Euro.

Estos son los últimos cuatro equipos que pujan por llegar a la final del 10 de julio, la que definirá el sucesor a la bicampeona España.

"Son dos naciones en una semifinal: 11 hombres contra 11 hombres", enfatizó Bale ante la prensa en Dinard, la pequeña localidad en el noroeste de Francia donde los galeses están concentrados.

Una vez eliminada Islandia a manos de Francia en los cuartos de final, Gales es la última de las cinco selecciones debutantes que siguen en carrera y Bale resaltó la importancia de la mejor actuación de los dragones rojos en un gran torneo. Hace menos de cinco años, languidecían en el puesto 117 de la clasificación de la FIFA.

"No queremos que esto acabe aquí", dijo Bale. "No le tememos a nadie (y) no vamos a tener ningún pánico escénico".

Para alcanzar la final, Bale tendrá que superar a Cristiano, con quien el 28 de mayo pasado celebró la conquista de la Liga de Campeones al vencer al Atlético de Madrid por penales en Milán, la segunda que obtienen los dos con la camiseta del Madrid.

Bale debió responder de todo sobre el capitán de Portugal, inclusive del incidente que protagonizó poco antes de un partido ante Hungría y en el que arrojó el micrófono de un periodista de televisión a un lago de Lyon.

La pregunta fue provocadora: ¿Por qué Cristiano ha lucido tenso en la Euro 2016? Bale la gambeteó con diplomacia: "No puedo hablar sobre cómo está de ánimo. Yo me siento tranquilo".

El partido en el Stade de Lyon no será el primero en el que se enfrenten en bandos opuestos.

Por los cuartos de final de la Liga de Campeones 2010-11, Cristiano anotó el gol del Madrid para la victoria de 1-0 en White Hart Lane que certificó el 5-0 global de la eliminatoria contra el Tottenham de Bale. Un par de meses después, Bale fichó con el club español por un monto récord de 100 millones de euros (132 millones de dólares).

"Dos de los mejores jugadores del planeta", señaló el técnico de Gales, Chris Coleman. "Todos sabemos lo que está de por medio, así que la amistad deberá esperar tras el partido".

Aunque los tres goles de Bale fueron fundamentales para sortear la fase de grupos, Gales ha demostrado que no depende de un solo jugador. Eso será más importante ante la ausencia obligada de su volante Aaron Ramsey tras recibir su segunda tarjeta amarilla en la victoria 3-1 ante Bélgica en cuartos.

"El equipo es la estrella del equipo", subrayó Bale.

Mientras Gales aparece en una instancia inédita, Portugal ha sido protagonista habitual en los tramos decisivos de la Euro, clasificándose a las semifinales en cuatro de las últimas cinco ediciones.

Pero nunca ha podido consagrarse campeón. Lo más cerca que estuvo de hacerlo fue en 2004, cuando de local sucumbió ante Grecia en la final.

Las prestaciones de Cristiano en esta Euro no han sido brillantes, destacándose únicamente con dos notables goles en el empate 3-3 contra Hungría que les permitió superar la primera fase. Pero desperdició ocasiones claras de gol frente a Polonia en cuartos, saliendo airosos en una tanda de penales.

"Trabaja para el bien del grupo y eso es lo más importante", acotó el volante luso André Gomes.

Los portugueses también acusan un baja importante en su mediocampo por culpa de tarjetas, la del contención William Carvalho.

En la otra semifinal, Alemania buscará acercarse a su cuarto título europeo y primero en 20 años.

Pero su primera victoria ante Italia en un partido oficial, imponiéndose por penales, les pasó factura. El delantero Mario Gómez y el volante Sami Khedira quedaron descartados por lesiones, en tanto que el también mediocampista Bastian Schweinsteiger es duda. El zaguero Mats Hummels no jugará por una suspensión.

Alemania sólo ha recibido un gol, obra de un penal del italiano Leonardo Bonucci.

Ahora deberán medirse con los dueños de casa, que enseñaron su pegada al despachar 5-2 a Islandia. Antoine Griezmann es el máximo goleador con cuatro tantos y sus compañeros Dimitri Payet y Olivier Giroud le siguen con tres.

En busca de su tercer título europeo, Francia no tiene preocupaciones por suspensiones ni lesiones. Su obsesión es finalmente doblegar a Alemania en una gran cita. Todos los cuatros duelos previos fueron en los mundiales, con Alemania triunfante en las semifinales de 1982 y 1986, además de los cuartos hace dos años. El único triunfo de Les Bleus ante Alemania fue en 1958 y eso fue por el consuelo del tercer lugar.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario