Deportes 18 mayo 2016

Bach plantea veto a federaciones de confirmarse dopaje Sochi

LONDRES (AP) — Las instituciones deportivas podrían suspender a federaciones rusas por completo si se confirman las acusaciones de dopaje respaldado por el estado en los Juegos de Invierno de Sochi 2014, indicó el miércoles el presidente de Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach.

En una carta abierta publicada en un periódico, el presidente del COI dijo que las acusaciones de que altos cargos rusos socavaron el sistema de control antidopaje en los Juegos de Invierno "suponen una estremecedora nueva dimensión del dopaje" y un "nivel inimaginable de delincuencia".

El COI tomará "todas las medidas apropiadas dentro de su competencia" ante las alegaciones de un exdirector antidopaje ruso sobre que dirigía un programa organizado de dopaje para atletas rusos en los Juegos de Sochi, y que ayudó a cambiar muestras contaminadas por otras limpias.

El COI ha pedido a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que investigue a fondo la situación y tiene previsto repetir los análisis en las muestras de Sochi almacenadas en el laboratorio de Lausana, Suiza.

Si las acusaciones resultan ser ciertas, el COI sancionaría a los atletas concretos y a "todo su equipo hasta donde llegue su jurisdicción".

"Esta acción podría abarcar desde inhabilitaciones olímpicas vitalicias a duras sanciones económicas, la aprobación de una suspensión o exclusión de federaciones nacionales enteras como la que ya existe sobre las federaciones rusas de atletismo impuesta por la IAAF", indicó Bach, empleando el acrónimo en inglés para la Federación Internacional de Atletismo.

La IAAF suspendió a Rusia de las competiciones internacionales tras una investigación de un comité independiente de la AMA que detallaba casos de dopaje auspiciados por el estado, corrupción y ocultación de pruebas en el programa ruso de atletismo.

La IAAF tiene previsto decidir el mes que viene si mantiene la sanción o la levanta para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del próximo agosto.

Bach señaló que el resultado de la investigación de la AMA sobre Sochi tendrá una "gran influencia" en la participación de atletas rusos en Río.

Si hay pruebas de dopaje organizado de deportistas rusos en otras disciplinas, las federaciones internacionales y el COI "tendrían que tomar la difícil decisión entre la responsabilidad colectiva y la justicia individual", señaló.

"Habría que considerar si en estas federaciones 'contaminadas' todavía podría aplicarse la presunción de inocencia para los atletas, si la carga de la prueba podría revocarse", añadió.

El Ministerio ruso de Deportes dijo el miércoles que respalda las sanciones a atletas que incumplan las normas, pero afirmó que sería injusto sancionar de forma general a todos los atletas para los Juegos.

"Creemos firmemente que los atletas limpios, que han pasado años de su vida entrenando para los Juegos, no deben verse privados de su derecho a participar", indicó el Ministerio. "Más aún, estamos dispuestos a cooperar por completo con la AMA en su investigación y hemos informado oficialmente a la AMA de esto".

Estas declaraciones se producían después de que fiscales estadounidenses investigaran las acusaciones de dopaje patrocinado por el estado entre deportistas rusos. La pesquisa, iniciada por la oficina del fiscal del Distrito Este de Nueva York, estudia a atletas, miembros del gobierno ruso, autoridades antidopaje y personas que pudieran haberse beneficiado del programa de dopaje, según el New York Times.

El presidente de la AMA, Craig Reedie, dijo a Associated Press que las autoridades estadounidenses no se habían puesto en contacto con él.

En una entrevista publicada la semana pasada en el Times, Grigory Rodchenkov, exdirector de un laboratorio ruso y que ahora vive en Los Ángeles, dijo haber cambiado muestras de orina contaminadas por otras limpias en el laboratorio utilizado para los Juegos de Sochi, con ayuda de personas que él creía eran agentes de los servicios de seguridad rusos.

El comunicado de Bach se conoció un día después de que el COI anunciara que 31 atletas podrían verse vetados de los Juegos de este año en Río de Janeiro, después de que muestras tomadas durante los Juegos de Beijing de 2008 dieran positivo al repetirse los análisis.

El COI almacena las muestras orgánicas durante 10 años para permitir nuevos análisis con técnicas mejoradas, y los atletas descubiertos de forma retroactiva se exponen a descalificaciones y retirada de medallas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario