Associated Press 24 abril 2016

Avión solar aterriza en California luego de cruzar Pacífico

MOUNTAIN VIEW, California, EE.UU. (AP) — Un avión propulsado por energía solar aterrizó en California el sábado, concluyendo un peligroso vuelo de tres días sobre el Océano Pacífico como parte de su viaje alrededor del mundo.

El piloto Bertrand Piccard aterrizó el Solar Impulse 2 en Mountain View, en el Silicon Valley al sur de San Francisco, a las 11:45 de la noche luego de un vuelo sin escalas de 62 horas. El avión rodó a una enorme carpa en el campo aéreo Moffett en donde el equipo del proyecto recibió a Piccard.

El aterrizaje sucedió horas después de que Piccard sobrevolara el puente Golden Gate mientras espectadores observaban a la angosta aeronave con alas particularmente anchas desde abajo.

"Crucé el puente. Estoy oficialmente en Estados unidos", declaró Piccard mientras admiraba las espectaculares vistas de la bahía de San Francisco.

Piccard y el piloto suizo André Borschberg han tomado turnos para pilotear el avión en un viaje alrededor del mundo desde su despegue en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, en marzo del 2015. Ha hecho escalas en Omán, Mianmar, China, Japón y Hawaii.

El tramo sobre el Pacífico era la parte más arriesgada de la travesía debido a la falta de lugares donde efectuar un aterrizaje de emergencia.

En el camino, la aeronave se enfrentó a algunos obstáculos.

La aeronave aterrizó en Hawaii en julio y se vio obligada a permanecer varios meses después que su sistema de baterías experimentó daños en su viaje desde Japón. El equipo también se retrasó en Asia. Cuando primero intentó volar de Nanjing, China, a Hawaii, la tripulación tuvo que desviarse a Japón debido a un clima desfavorable y un ala dañada.

Un mes después, cuando las condiciones climáticas eran adecuadas, el avión partió de Nagoya, en el centro de Japón, con destino a Hawaii. La aeronave de fibra de carbono pesa más de 2.200 kilos (5.000 libras), como una camioneta de tamaño medio.

Las alas del Solar Impulse 2, que son más anchas que aquellas de un Boeing 747, están equipadas con 17.000 celdas solares que le dan poder a las hélices y cargan las baterías. Durante la noche el avión funciona con energía almacenada.

El Solar Impulse 2 hará tres escalas más en Estados Unidos antes de cruzar el Océano Atlántico rumbo a Europa o África del Norte, de acuerdo con la página de internet que documenta la travesía.

Se calcula que el proyecto, que inició en 2002 y tiene un costo aproximado de más de 100 millones de dólares, tiene el objetivo de enfatizar la importancia de la energía renovable y el espíritu de la innovación. Sin embargo, el viaje aéreo con poder solar todavía no se comercializa, dada la lentitud de vuelo, los obstáculos del clima y peso de la aeronave.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario