Mundo 20 septiembre 2016

Avanza juicio contra ex presidente salvadoreño Funes

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — Un tribunal superior salvadoreño admitió el martes las pruebas en el juicio civil contra el ex presidente Mauricio Funes, su ex esposa y uno de sus hijos en la investigación por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

La medida, que envía el proceso a la etapa probatoria o final, tiene lugar varias semanas después de que el ex mandatario salvadoreño, quien gobernó entre 2009-2014, recibiera asilo político en Nicaragua.

La Cámara Segunda de lo Civil de San Salvador avaló todas las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la República con las que se busca probar un supuesto enriquecimiento ilícito por 728.329 dólares.

En el juicio están incluidos la actual secretaria de inclusión social, Vanda Pignato, y Diego Roberto Funes Cañas, uno de los hijos del ex mandatario.

Se informó que se designará un perito de la Superintendencia del Sistema Financiero para que determine los ingresos y los egresos de los procesados, y si a las cuentas del ex mandatario ingresaron más de 600.000 dólares provenientes de dinero recolectado por el movimiento "Amigos de Mauricio" que apoyó su candidatura presidencial.

El tribunal superior también pidió revisar si existe evidencia de un préstamo bancario por 95.000 dólares otorgados a Regina Cañas y una posible transferencia a su hijo Diego Roberto Funes Cañas. Además, solicitó verificar de dónde salieron los fondos para que la ex primera dama cancelara varias deudas por un monto superior a los 225.000 dólares.

También se investigará la procedencia del dinero con el que supuestamente Funes adquirió vehículos de lujo y armas.

El caso contra el ex presidente se inició cuando la Sección de Probidad de la Corte Suprema encontró inconsistencias en su declaración patrimonial.

En la resolución, la Corte Suprema señala que —según el resultado de la investigación— comparando sus ingresos y deudas, Funes no tenía la posibilidad de ahorrar durante su administración.

Sin embargo, "los saldos reflejados al 31 de mayo de 2014 en sus cuentas bancarias suman un total de 150.323,31 dólares, los cuales no se justifican con los ingresos reportados por el ministerio de Hacienda", dice.

De ser encontrado culpable, el ex presidente será obligado a devolver al Estado el dinero por el que está siendo demandado y quedaría inhabilitado para ejercer cualquier tipo de cargo público por un período de 10 años.

La fiscalía mantiene abierta otra investigación contra el ex mandatario por los presuntos delitos de peculado, malversación, negociaciones ilícitas y tráfico de influencias.

Para la audiencia programada para el martes 15 de noviembre, los abogados de Funes ofrecieron que el ex gobernante declare mediante video conferencia desde Nicaragua donde se encuentra asilado, pero el tribunal resolvió que será obligatoria su presencia.

Funes, quien llegó al poder postulado por el partido guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), es el segundo ex presidente de El Salvador que enfrenta un juicio desde que fuera aprobada una ley que castiga el enriquecimiento ilícito en el país y que se remonta a 1959, y el tercero en ser procesado judicialmente en los últimos años por irregularidades durante su gestión.

El ex presidente Francisco Flores (1999-2004) murió recientemente al sufrir un derrame cerebral en arraigo domiciliario a la espera de un juicio en su contra por el desvío de 15 millones de dólares que llegaron al país para ayudar a los damnificados de los terremotos de 2001.

Gran parte de ese dinero fue a parar a las cuentas del partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que lo llevó al poder, según las investigaciones.

La Corte Suprema de Justicia de El Salvador también ordenó a un tribunal de lo civil que inicie un juicio por enriquecimiento ilícito al ex presidente Tony Saca, quien gobernó entre 2004-2009.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario