Mundo 26 julio 2016

Australia abre pesquisa sobre maltrato a menores detenidos

SYDNEY, Australia (AP) — El primer ministro de Australia ordenó el martes una amplia investigación sobre las acusaciones de malos tratos a adolescentes en un centro de detención juvenil, y sugirió que podría haberse producido un intento de tapar el escándalo.

El primer ministro, Malcolm Turnbull, anunció que abriría la Comisión Real —la investigación de más alto nivel en el país— tras la difusión de videos explícitos en los que se veía a adolescentes detenidos a los que se desnudaba y se lanzaban gases lacrimógenos. En uno de los videos, un adolescente estaba esposado a una silla de inmovilización con una capucha sobre la cabeza, y se le dejó solo durante horas.

Las imágenes, emitidas el lunes en el programa de investigación "Four Corners" de la cadena Australian Broadcasting Corp., se grabaron principalmente en un centro de detención juvenil en Darwin, una ciudad del Territorio Norte, entre 2010 y 2015. Su publicación provocó un escándalo nacional, y autoridades desde el nivel local hasta el primer ministro negaron haber visto antes los videos.

"Estamos decididos a llegar al fondo de esto, estamos decididos a examinar la extensión de lo que ha sido una cultura de abusos, y desde luego, si ha habido una cultura de taparlo", dijo Turnbull a la prensa. "¿Por qué estuvo oculto tanto tiempo este abuso, este maltrato?".

Cuando se produjo el incidente de los gases lacrimógenos en 2014, las autoridades dijeron que los guardas habían empleado la sustancia para controlar a seis adolescentes que habían iniciado un altercado. Pero las imágenes grabadas por cámaras de seguridad y personal en el centro parecen mostrar que el gas se empleó después de que un único joven escapara de su celda, mientras los otros seis permanecían en sus celdas. Se oye a los guardas reírse mientras los adolescentes rosen y lloran tras varias rondas de gases lacrimógenos disparadas hacia el ala de aislamiento donde residían. Puede oírse a uno de los detenidos diciendo que no puede respirar.

En otro video se ve a un guarda agarrando a un chico de 13 años y lanzándolo sobre su cama al otro lado de la habitación. El mismo chico aparece en imágenes de otro centro de detención en el Territorio Norte, en el que se ve cómo tres guardas lo desnudan y lo sujetan boca abajo sobre su cama después de que al parecer amenazar con autolesionarse.

Activistas de derechos humanos acusaron al gobierno de ignorar el tema hasta que se hizo público porque los adolescentes afectados eran indígenas. El Territorio Norte tiene la mayor tasa de detención juvenil del país, y el 97% de los menores detenidos son aborígenes.

"Amnistía Internacional ha expresado de forma reiterada su preocupación por los malos tratos a menores retenidos en centros de detención juvenil en el Territorio Norte", afirmó en un comunicado Julian Cleary, activista de derechos de los aborígenes en Amnistía Internacional Australia. "Como demuestra este programa, no son incidentes aislados".

El ministro de Asuntos Aborígenes, Nigel Scullion, dijo que las imágenes son especialmente impactantes porque los guardias implicados parecen despreocupados sobre sus acciones. Los agentes deberían enfrentar cargos penales, afirmó.

"Sabían... que su comportamiento claramente no estaba bien, era perverso, pero también sabían que no había absolutamente ninguna posibilidad de que eso fuera un problema para nadie", dijo Scullion a la prensa en Canberra, la capital. "Tal era la cultura de la ocultación, tal era la cultura de brutalidad".

También el ministro jefe del Territorio Norte, Adam Giles, dijo que nunca había visto las imágenes antes de su emisión el lunes y acusó al sistema de correccionales de cubrir el caso, anunciando la destitución del responsable regional de correccionales.

Sin embargo, Priscilla Collins, directora ejecutiva de la Agencia de Justicia Aborigen del Norte de Australia, en Darwin, afirmó que las autoridades habían sabido de las imágenes desde hacía años.

"No hay ocultación. Han sido plenamente conscientes de lo que estaba pasando", dijo Collins a la prensa. "Los informes lo muestran, el reporte del comisionado de menores lo muestra. Tenían acceso a las imágenes".

Australia tiene un historial irregular cuando se trata del trato a sus menores detenidos. Grupos humanitarios critican desde hace años al país por detener de forma indefinida a solicitantes de asilo y a sus hijos en remotos campos de detención para migrantes fuera del país. EL propio organismo australiano de derechos humanos concluyó el año pasado que esa práctica incumple el derecho internacional.

Se espera que la Comisión Real comience sus vistas en septiembre para emitir un reporte final a principios del año que viene, dijo Turnbull.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario