Associated Press 17 abril 2016

Aumenta el tráfico de migrantes hacia Europa desde Libia

Cuando más de 800 personas se ahogaron el año pasado en un barco abarrotado con destino a Lampedusa, una isla en el extremo sur de Italia, la Unión Europea desplegó flotillas sin cesar que salvaron miles de vidas en lo que sigue siendo uno de los trayectos más peligrosos del mundo.

Sin embargo, un año después de la peor tragedia de migrantes que van hacia Europa, los esfuerzos humanitarios y de seguridad frente a la anárquica costa de Libia enfrentan un desafío cada vez mayor para capturar contrabandistas y mantener a salvo a los migrantes que buscan llegar a un lugar seguro. Los expertos dicen las redadas en otras fronteras de la UE significan que el cruce del Mediterráneo está ahora más ocupado de contrabandistas que zarpan desde Libia de lo que estaba hace 12 meses.

En lo que va de este año, 24.000 inmigrantes han llegado a Italia a través de esta ruta y miles más esperan, según la Organización Internacional para las Migraciones.

Los equipos de rescate tratan de evitar que se repita la noche del 18 de abril de 2015, cuando un barco con unos 850 pasajeros —en su mayoría africanos— se hundió cuando se acercó un carguero civil. La mayoría estaban bajo cubierta y solo 28 sobrevivieron. Otras embarcaciones de migrantes se hundieron en los primeros meses de 2015, algunos de ellos sin dejar rastro, costando innumerables vidas, antes de que los refuerzos navales de la UE llegaran en junio de ese año para ser una especie de red de seguridad.

Pero los expertos dicen que esa red es frágil.

"Podría haber un naufragio mañana. Dos barcos podrían colisionar en alta mar. Incluso una fuerte presencia multinacional no puede proporcionar una la red 100% segura", dijo Federico Soda, director de la oficina de la OIM en Roma, que supervisa el Mediterráneo y el norte de África.

La mayoría de esos 24.000 inmigrantes fueron rescatados rápidamente por guardacostas italianos y buques de la UE de barcos sobrecargados que quedaron a la deriva, con los motores muertos, entre Libia e Italia en un cuerpo de agua conocido como el Triángulo de Lampedusa. Incluso si sus capitanes tenían las habilidades de navegación necesarias, pocos barcos tienen suficiente combustible para completar el cruce de aproximadamente 300 kilómetros (185 millas) a Lampedusa desde Libia.

Soda dijo que unas 350 personas han muerto este año tratando de cruzar la ruta sur del Mediterráneo, casi la misma cifra que en las rutas más transitadas entre Turquía y las islas occidentales de Grecia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario