Deportes 12 agosto 2016

Atletismo arranca con récord mundial pero pocos espectadores

RIO DE JANEIRO (AP) — Aunque no fueron muchos los espectadores que lo disfrutaron en el graderío, las competencias de atletismo arrancaron por todo lo alto el viernes en los Juegos Olímpicos, que tardaron pocas horas en registrar un nuevo récord del mundo.

Lo subió la etíope Almaz Ayana en la primera final del programa - de los 10.000 metros- en que dejó atrás a sus adversarias con un crono de 29 minutos y 17.45 segundos. El nuevo récord rebajó por 14.33 segundos la anterior marca de la china Wang Junxia, que databa de 1993.

"No diría que ha cambiado mi entrenamiento, pero ha trabajado muy duro para conseguir esto y ha valido la pena. Nunca pensé que esto pudiera ocurrir. Estoy muy feliz", dijo Ayana.

Posiblemente las condiciones meteorológicas incidieron en la escasa afluencia de espectadores al estadio, que presentó menos de media entrada en la jornada. Pero sin duda el clima ayudó también al récord en esta ocasión, pues la lluvia caída a lo largo de la mañana benefició la velocidad de la pista azul de Río, y las temperaturas frescas dieron alas a los atletas.

Si bien el cielo se había despejado un par de horas después, el sol no brilló para el nutrido grupo de latinoamericanos que participaron en la marcha de 20 kilómetros y que se fueron con las manos vacías.

Ayana ya rozó el récord de los 5.000 metros esta misma temporada en Roma, cuando se quedó a un solo segundo, por lo que no sería precipitado aventurar que pueda establecer dos nuevos registros mundiales en distintas competencias en Río.

En los 10.000 arrasó a la competencia, dejando atrás a la cuatro veces campeona del mundo Vivian Cheruiyot, quien llegó con más de 15 segundos de retraso para colgarse la medalla de plata por Kenia.

Tirunesh Dibaba, compatriota de Ayana, se llevó el bronce.

Las mexicanas Brenda Flores y Marisol Romero quedaron en 32do y 35to lugar, respectivamente. Oro en los últimos juegos Panamericanos de Toronto, Flores se quedó esta vez sin metal, pero firmó su mejor marca de la temporada.

En los 800 metros, el keniano David Rudisha debutó con nota y clasificó sin problemas a la siguiente ronda.

Plusmarquista olímpico y mundial hace cuatro años en Londres, Rudisha retornó con fuerza y buen ritmo tras sufrir varias lesiones en el entretiempo, y cruzó la meta en un minuto y 45.10 segundos.

"Hay mucha presión, pero me siento tan bien como en 2012 y confiado en poder controlar las carreras y ganar. Estoy dando lo mejor de mí", dijo Rudisha.

El puertorriqueño Andrés Arroyo también logró clasificar a las semifinales del sábado, pero no así su compatriota Wesley Vázquez, y tampoco el colombiano Rafith Rodríguez.

No decepcionaron el dominicano Luguelín Santos y el costarricense Nery Brenes en la prueba de los 800 metros, clasificando Brenes con mejor tiempo por 8 centésimas de segundo sobre los 45.61 segundos de Santos, quien se llevó la plata en Londres 2012.

Entre los candidatos a triunfo final, pasaron también sin problemas el grenadino Kirani James, el estadounidense Lashawn Merritt y el holandés Wayde Van Niekerk, ganador de la tercera serie por delante de Santos.

"Nunca se sabe que puede pasar en unos Juegos. La gente da un paso al frente. Espero una final rápida", dijo Niekerk.

Las esperanzas de medalla latinoamericanas en la jornada inaugural del atletismo se evaporaron en la prueba de marcha, donde compitieron el colombiano Luis Fernando López, quien recientemente fue vencedor del mundial de Daegu 2011 por descalificación de los atletas rusos, y el guatemalteco Erick Barrondo, medallista de plata en los Juegos de 2012.

El mejor ubicado fue el colombiano Esteban Soto, en el noveno puesto. López llegó 29no y Barrondo 50mo. China acaparó los dos escalones más altos del podio, con Wang Zhen y Cai Zelin. El bronce fue para Australia.

Las mujeres dejaron constancia de su velocidad en la sesión preliminar de la tarde de los 100 metros que discurrió sin sorpresas, clasificando las favoritas como la holandesa Dafne Schippers, las jamaiquinas Elaine Thompson y Kelly-Ann Fraser-Pryce, la marfileña Murielle Ahoure o las estadounidenses English Gardner, Tianna Bartoletta y Tori Bowie.

Tras clasificar en la mañana a la final de lanzamiento de bala, la chilena Natalia Duco cerró su participación con el décimo puesto y marca de 18.07 metros. La estadounidense Michelle Carter añadió al medallero global de Estados Unidos al colgarse el oro, mientras que la plata fue para la neozelandesa Valeria Adams, y Anita Marton, de Hungría, se llevó el bronce.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario