Deportes 01 agosto 2016

Atletas que protestaron en 1968 vuelven a su universidad

SAN JOSE, California, EE.UU. (AP) — Los ex velocistas y activistas por los derechos civiles de los negros, Tommie Smith y John Carlos, obtuvieron fama pero también críticas cuando decidieron levantar sus puños enguantados en el podio de medallistas olímpicos de México 1968. Con la cabeza gacha, escucharon el Himno Nacional de Estados Unidos, en señal de protesta, durante uno de los momentos de mayor tensión racial en su país.

Fueron expulsados de la Villa Olímpica. Se les condenó y envió a casa.

Años después, han regresado al área de la Bahía de San Francisco, para una celebración.

En la semana en que se inaugurarán los Juegos de Río de Janeiro, los dos ex atletas volvieron al lugar donde brillaron, el campus de la Universidad Estatal en San José. Ahora tienen una estatua de casi siete metros (23 pies) que conmemora aquella protesta histórica, y ayudaron a que esa institución educativa anunciara el lunes que reabrirá su programa de atletismo para hombres en 2018, casi tres décadas después de haberlo cerrado.

"El proyecto olímpico por los derechos humanos comenzó y se completó", dijo Smith el lunes. "Defenderemos ideas como ésta hasta el día de nuestra muerte. Esta estatua a mi derecha los representa a todos ustedes. John Carlos y Tommie Smith fuimos quizás quienes subimos a ese podio donde estábamos parados, pero permítanme decir que, cuando descendimos, los llevábamos con nosotros. Les agradezco humildemente por todo el apoyo que nos dieron entonces... Un gran hombre dijo 'hay acciones de redención en los sacrificios proactivos', y le agradezco a Dios que nos haya permitido dar los pasos para conseguir esto".

Así, ha vuelto al fin el renombrado equipo de atletismo que alcanzó el éxito con ayuda de Smith y Carlos, quienes tienen ahora más de 70 años.

En la Ciudad de México, Smith ganó una medalla de oro y Carlos conquistó el bronce en los 200 metros. Sin zapatos, para simbolizar la pobreza de los afroestadounidenses, levantaron los puños, como un emblema del "poder negro".

Carlos dijo que agradece una nueva oportunidad de estar en la universidad en San José, y de "ver a tanta gente que nos recuerda y nos da la bienvenida con amor, porque eso es lo que transmitimos durante todo el tiempo que estuvimos aquí".

"Era amor para todos ustedes también", añadió.

La ciudad de San José abraza la decisión de la universidad, recordando también las causas que Smith y Carlos defendieron durante aquel memorable momento en la capital mexicana.

"Las cuestiones raciales estaban en la conciencia nacional", rememoró el alcalde de San José, Sam Liccardo. "Esto generó una conciencia global sobre nuestra lucha nacional por la justicia racial. Y desde luego, hoy la raza ha surgido de nuevo en la discusión nacional".

Ante varios de sus ex compañeros, Smith y Carlos se mostraron deseosos de que su legado se manifieste en los nuevos atletas, dentro de un lugar que significó tanto para su carrera deportiva. El atletismo se retiró del programa de actividades deportivas de la universidad en 1988 y se restablecerá el 16 de octubre de 2018, exactamente medio siglo después de la protesta de Smith y Carlos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario