Associated Press 24 abril 2016

Atacante muere tras balear a 2 policías en Phoenix

CHANDLER, Arizona, EE.UU. (AP) — Dos policías se encontraban el sábado en condición estable y uno necesitaba cirugía después de un tiroteo en el que mataron el sábado a un sospechoso en un Wal-Mart en un suburbio de Phoenix, dijeron las autoridades.

Mitchell Oakley, de 24 años, fue aniquilado después de que disparara contra los policías que habían acudido ante una llamada sobre un intruso, dijo la policía de Chanlder. Un empleado de Wal-Mart reconoció a Oakley como una persona a la que habían echado antes de la tienda y llamó a la policía alrededor de las 6:30 de la mañana, dijo el portavoz de la policía Seth Tyler.

Los agentes se encontraron con Oakley afuera de la tienda, justo después del área de recepción.

"Cuando los policías se acercaban, fueron baleados varias ocasiones en cuestión de segundos. Lo que parecía un vistazo de rutina se convirtió en una confrontación mortal en fracción de un segundo", dijo el jefe de la policía Sean Duggan.

El primer agente entró a la tienda y de inmediato le disparó el sospechoso, según un testigo. El segundo agente, que estaba cerca, también fue baleado pero pudo responder al fuego. Se desconoce si el primer agente utilizó su arma. Ambos llevaban chalecos antibalas.

"Pueden decirle como quieran. Para mí, fue una emboscada", dijo Tyler.

Los nombres de los agentes son mantenidos en reserva hasta el regreso de sus parientes que estaban fuera de la ciudad.

El Wal-Mart Supercenter funciona las 24 horas pero continuaba cerrado. Se desconoce cuántas personas estaban en la tienda al momento de los hechos, pero sí había clientes.

Cynthia Ayala estaba del otro lado de la tienda, en uno de los vestidores, cuando escuchó los disparos, pero inicialmente no supo qué es lo que había escuchado. "Pensé que se habían caído algunos mostradores, nunca pensé que fueran disparos", dijo Ayala.

Comentó que luego se percató que se trataba de detonaciones consecutivas, con lo que concluyó que eran disparos. "Estaba muy asustada sobre dónde iban a caer", afirmó.

Salió del vestidor una vez que la situación se calmó. Dijo que los empleados la llevaron a ella y otros clientes al centro de jardinería de la tienda.

Oakley era de fuera, pero tenía familia en la zona de Chandler, dijo la policía.

Una mujer que se identificó como la madre de Oakley pero no proporcionó su nombre, se negó a comentar.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario