Mundo 07 junio 2016

Assad promete "liberar" cada centímetro de Siria

DAMASCO, Siria (AP) — El presidente Bashar Assad prometió el martes que sus tropas "liberarán" cada centímetro de Siria, así como recuperaron la antigua ciudad de Palmira de manos del grupo Estado Islámico, en un discurso que reflejó su renovada confianza en momentos en que las fuerzas armadas presionan dirigiéndose a Raqqa, que los extremistas consideran su capital.

Hizo sus declaraciones en el Parlamento en momentos en que sus opositores, respaldados por Turquía y Arabia Saudí, están batallando para sobrevivir y sus tropas casi han cercado los barrios controlados por rebeldes en Alepo, la ciudad más grande de Siria.

Assad dijo que la situación militar está mucho mejor que hace algunos meses, y consideró que Alepo será "la tumba donde serán enterradas las esperanzas y sueños del carnicero Erdogan".

La referencia fue al presidente turco Tayyip Erdogan, uno de los más firmes partidarios de los rebeldes que combaten para derrocar a Assad. Erdogan ha permitido tránsito libre desde su país a combatientes y armas a través de la frontera con Siria.

Assad también describió a Erdogan como un "rufián" y un "fascista" en su discurso, que con frecuencia fue interrumpido por aplausos.

Cuando el líder sirio ingresó al Parlamento para hablar, los legisladores se pusieron de pie y corearon: "¡Nuestra alma, nuestra sangre la sacrificamos por ti, Bashar!".

La guerra civil, ahora en su sexto año, ha girado a favor de Assad desde que Rusia comenzó una campaña de bombardeos en septiembre, con lo que ayudó a las tropas sirias a recapturar amplias áreas que estaban en poder de insurgentes.

La mayor victoria ocurrió en marzo, cuando fuerzas gubernamentales expulsaron al grupo Estado Islámico de Palmira, un poblado en el desierto en el centro del país famoso por sus majestuosas ruinas de la era romana.

"De la forma en que liberamos Palmira, y antes de eso muchas áreas, liberaremos de sus manos cada trozo de Siria. No tenemos más alternativa que ser victoriosos", afirmó Assad ante un estruendoso aplauso.

"Nuestra guerra contra el terrorismo continuará no porque nos guste la guerra. Ellos nos impusieron la guerra", agregó, y reiteró su argumento frecuentemente utilizado de culpar del conflicto a naciones extranjeras. "El derramamiento de sangre no terminará hasta que extirpemos el terrorismo de raíz, dondequiera que esté".

Erdogan niega que esté ayudando al grupo Estado Islámico, aunque sí apoya a otros rebeldes que luchan para derrocar a Assad. Estados Unidos respalda a las Fuerzas Democráticas de Siria, predominantemente curdas, en la lucha contra el grupo EI.

Mark Toner, vocero del Departamento de Estado norteamericano, minimizó el discurso del presidente sirio calificándolo de "característico de Assad".

"No hubo sorpresas en lo que dijo, desafortunadamente", dijo Toner a reporteros en Washington.

___

Mroue reportó desde Beirut. El periodista de The Associated Press Matthew Lee en Washington contribuyó con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario