Cuba 28 septiembre 2016

Así fueron las últimas horas de vida del lanzador cubano José Fernández

El lanzador de los Marlins estaba molesto por algo. Sus amigos dan varias versiones. Hacemos un recorrido por lo que ocurrió antes de que abordara la lancha y mostramos la última foto que se tomó con los dos amigos que lo acompañaron apenas 45 minutos antes del accidente que le costó la vida a los tres.

El pasado sábado en la noche tuvo que haber sido un momento de celebración en el estadio de los Marlins. El equipo de béisbol acababa de ganarle 6-4 a los Bravos de Atlanta.

Sin embargo, después del partido, el lanzador José Fernández se sentó en los camerinos visiblemente molesto aplastando con su mano una lata de cerveza, según dijeron testigos.

Cinco horas después, Fernández y dos amigos estaban muertos, víctimas de una salida nocturna en lancha que terminó trágicamente en un rompeolas de rocas en South Beach.

Tres días después, los detalles siguen siendo confusos en torno a lo que llevó a la muerte al fenómeno cubanoestadounidense de apenas 24 años de edad. Amigos y compañeros de equipo no quieren hablar sobre las circunstancias y lo que tenía molesto al pelotero.

Screen Shot 2016-09-27 at 11.16.54 AM.png

Fuentes dijeron que Fernández estaba teniendo problemas con su exnovia, Carla Mendoza, también de 24 años y antigua cheerleader de los Marlins de Miami..

Fernández tenía una gran pasión por el mar, recuerdan sus amigos. Cuando era pequeño y vivía en Santa Clara, Cuba, le llamaban 'Delfín' por su amor al agua, contó su exvecino Dayami Peña, de 45 años, que dejó la isla el año pasado y asistió este miércoles al funeral público del héroe de su ciudad natal en la iglesia católica Saint Brendan's de Miami.

Embed

Fernández tenía que lanzar al día siguiente a la 01:00 pm, pero su aparición fue postergada hasta el lunes en la noche, lo que le daba un día extra de descanso.

Embed

Ozuna no quiso salir con él porque su esposa e hijos lo esperaban. ""No, no, no, mejor ve a casa. Dale calor a tu barriga, hay una niña en camino, quédate tranquilo", insistió Ozuna.

Fernández le pidió a su compañero de equipo que lo llamara en la mañana siguiente para asegurarse de que se levantaría para ir al estadio y estar a tiempo para el juego en la tarde del domingo.

"No nos escuchó. Todos dijimos que no", agregó el jardinero de los Marlins.

Fernández estaba decidido a salir esa noche en su nueva lancha. Por ello telefoneó a dos amigos, Eduardo Rivero y Emilio Macías.

Embed

Embed

Fuente: Univision digital reporter Por: David Adams

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario