Mundo 25 noviembre 2016

Arte y naturaleza se combinan en parque en Brasil

BRUMADINHO, Brasil (AP) — Justo en el centro de un espeso bosque de eucalipto en el corazón de Brasil, el Parque Inhotim ofrece a los visitantes una combinación de sensaciones que rara vez se mezclan en una sola experiencia: arte y naturaleza.

Con más de 700 obras de más de 100 artistas hay suficiente para contemplar. Y como están dispersas en 161 hectáreas (400 acres) de un bosque con más de 5.000 especies de plantas se puede disfrutar la naturaleza o reflexionar sobre una obra mientras se va a ver la otra.

El parque es tan extenso que muchas personas utilizan carritos de golf para ir de una instalación a la otra; incluso esos trayectos se cubren en al menos cinco minutos.

"La velocidad es el enemigo del buen gusto y la perfección", dijo en fecha reciente el magnate minero y fundador del parque, Bernardo Paz, en una entrevista con The Associated Press. "La belleza aquí es más o menos el ideal de la felicidad".

Inhotim se ha convertido en uno de los centros de arte más importantes en América Latina desde su inauguración hace 10 años.

El lugar se ha ganado el reconocimiento internacional porque combina la naturaleza y la exposición de obras de artistas de fama mundial como Chris Burden, Adriana Varejao y Cildo Meireles.

Algunas de las piezas más populares incluyen un árbol de bronce suspendido del italiano Giuseppe Penone y un pabellón en el que los visitantes pueden escuchar sonidos de la tierra procedentes de al menos 200 metros (yardas) de profundidad mediante micrófonos, una obra creada por el estadounidense Doug Aitken.

También hay una pieza en forma de trenza creación de Tunga que fue la primera obra de un artista brasileño contemporáneo exhibida en el museo de Louvre de París.

"Este es un lugar muy especial. Lo visité antes y esta vez traje a mi novia", dijo Humberto Nogueira, de 25 años, quien trabaja en publicidad en Sao Paulo. "Todos deberían venir aquí".

Dos millones de personas han visitado el parque en los últimos 10 años. Sin embargo, a pesar de su popularidad los administradores han expresado preocupación sobre la sustentabilidad del proyecto.

Brasil, la economía más grande de América Latina, se encuentra sumida en su peor recesión en décadas, debido a lo cual los brasileños tienen menos dinero para viajar incluso dentro de su país.

La ubicación del parque, en un sitio fuera de lo ordinario, a 667 kilómetros (414 millas) al norte de Río de Janeiro, es una espada de doble filo: lo apartado lo hace atractivo y relativamente difícil de alcanzar. Es caro el mantenimiento del parque, cuyo personal suma 1.000 personas. Los directivos del lugar declinaron precisar una cifra.

En busca de nuevas fuentes de ingresos, el parque ha comenzado a experimentar con su alquiler.

En un acontecimiento inicial a principios de mes, Inhotim abrió un espacio para el festival MECA de cultura alternativa y permitió a centenares de personas pasar la noche en tiendas de campaña.

El evento, que organizadores dijeron fue un éxito, incluyó a Caetano Veloso, ganador de un premio Grammy.

También se efectúa la construcción de un lujoso hotel dentro del parque.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario