Mundo 25 julio 2016

Arrestan a último sospechoso de planear ataques en Río

RIO DE JANEIRO (AP) — La policía brasileña arrestó al último sospechoso buscado en el caso de los brasileños simpatizantes del grupo Estado Islámico, quienes presuntamente hablaron sobre realizar ataques durante los Juegos Olímpicos el próximo mes en Río de Janeiro.

La Policía Federal informó en un comunicado emitido el domingo por la noche que el hombre fue detenido en la cuidad de Comodoro, en la zona centro-oeste de Brasil.

Las autoridades agregaron que el sospechoso fue trasladado a una prisión federal, pero no dieron más detalles por lo que dijeron eran razones de seguridad. Familiares, sin embargo, dijeron que el sospechoso se llamaba Leonid El Kadre de Melo, tenía 32 años y era mecánico en el estado de Mato Grosso.

El caso fue anunciado por las autoridades el jueves, cuando 10 brasileños fueron arrestados en varios estados de Brasil, causando más preocupaciones de seguridad de cara a los Juegos Olímpicos que se realizarán del 5 al 21 de agosto. Otro hombre se entregó el viernes.

El ministro de Justicia Alexandre de Moraes dijo que algunos de los hombres habían jurado lealtad a ISIS sin tener ninguna comunicación con integrantes de grupos terroristas en el extranjero. Los sospechosos no se reunieron en persona y se comunicaron entre sí a través de las aplicaciones móviles WhatsApp y Telegram, dijo.

Los sospechosos están detenidos por dos cargos relacionados a terrorismo.

Zeina El Kadre de Melo, hermana del último sospechoso arrestado, dijo a The Associated Press que su hermano no usaba las aplicaciones mencionadas por las autoridades porque su celular era un modelo viejo sin conexión a internet. Ambas aplicaciones también pueden ser usadas en computadoras pero generalmente son usadas en celulares.

Melo agregó que su hermano había sido acusado erróneamente debido a su nombre árabe, de origen libanés, y su religión. El sospechoso se convirtió al islam mientras cumplía una sentencia por robo y asesinato entre el 2002 y 2006.

"Lo están juzgando porque es musulmán, con nombre árabe, y tiene antecedentes penales", dijo. "Pero esta es una tremenda sorpresa. Es imposible que esto sea cierto".

Moraes añadió que el grupo habría tenido pocas probabilidades de montar un ataque, y describió a los hombres como "aficionados" y "mal preparados". Lo más cerca que el grupo llegó a planificar un ataque fue un presunto intento de comprar por correo un rifle de asalto AK-47, en un atienda en Paraguay, agregó. Pero Moraes dice que la policía hizo bien en actuar de forma rápida, dados los ataques perpetrados por "lobos solitarios" en Estados Unidos y Europa.

Los brasileños hablaron sobre usar armas y tácticas guerrilleras para potencialmente lanzar un ataque durante las olimpiadas, dijeron las autoridades, pero agregaron que los hombres no han viajado a los bastiones del grupo extremista en Siria o Irak, y tampoco han recibido entrenamiento alguno.

Las autoridades dijeron no harían comentarios sobre las afiliaciones religiosas de los sospechosos.

El juez federal Marcos Josegrei da Silva, quien está supervisando la investigación, dijo al diario O Globo durante el fin de semana que podría haber más gente involucrada con el grupo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario