Associated Press 02 enero 2017

Arpaio concluye su periodo y deja legado mixto

PHOENIX (AP) — El exjefe de la policía de la zona metropolitana de Phoenix Joe Arpaio fue acusado por sus detractores de ser un bravucón que buscaba popularidad con su trato severo a personas indefensas con tal de granjearse al electorado.

Quienes apoyan a Arpaio lo han descrito como una persona firme que hacía lo que la ciudadanía quería y que fue el único jefe policial en Arizona que actuaba contra la inmigración ilegal.

El domingo llegó a su fin el periodo de Arpaio como máximo representante de la ley en la región durante 24 años.

Además de sus operaciones antiinmigrantes, su legado incluyó alojar a los presos en tiendas de campaña, darles ropa interior rosa y hacerlos trabajar encadenados en grupos, medidas que lo hicieron popular entre los votantes que creen que la prisión no debía ser "un día de campo" para los delincuentes.

Ahora Arpaio concluye su cargo acusado como infractor: por desacato a la corte —un delito menor— y por prolongar sus patrullajes antiinmigrantes en desafío a las órdenes de un juez federal.

Arpaio, de 84 años, ha reconocido que incurrió en desacato pero rechaza que haya sido intencional.

___

Jacques Billeaud está en: http://twitter.com/jacquesbilleaud

Ejemplos de sus artículos pueden consultarse en: http://bigstory.ap.org/content/jacques-billeaud

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario