Entretenimiento 18 agosto 2016

Armonía marital lleva a la felicidad musical en sinfónica

BOSTON (AP) — Diecisiete parejas casadas tienen previsto actuar el sábado con la Orquesta Sinfónica de Boston el fin de semana en Tanglewood, en el oeste de Massachusetts. Es la primera vez en los 134 años de la orquesta que tantos matrimonios se presentan juntos.

Las parejas interpretarán los primeros dos actos de la ópera de Verdi "Aida". Incluyen al director musical de la orquesta, Andris Nelsons, y su esposa soprano Kristine Opolais, en el papel principal.

Dos miembros del reparto — Violeta Urmana, una mezzosoprano que hace el papel de Amneris, y su esposo Alfredo Nigro, un tenor que da vida al mensajero — también están unidos en feliz matrimonio.

Seis de las parejas tocarán con la orquesta y ocho forman parte del Coro del Festival de Tanglewood, el coro de voluntarios de la orquesta. El concertino asociado de la Sinfónica de Boston y su esposa violinista también participan.

"Me parece genial", dijo Cathy Basrak, quien toca la viola y está casada con el timbalero Tim Genis desde el 2003. "Pero no es de sorprender. Siempre supe que habían muchas parejas casadas en la Orquesta Sinfónica de Boston, y tiene sentido que el coro tenga tantas parejas casadas también".

Los miembros del coro Livia Racz y Bruce Kozuma, con casi 20 años de casados, calculan que han compartido el escenario cientos de veces, pero nunca habían sido parte de algo así.

"Parece que todo se compaginó para este fin de semana", dijo Racz.

Como suele suceder, los intereses compartidos los unieron y es lo que los ayuda a mantener un matrimonio sólido. Saben la dedicación que cada uno tiene por lo que es esencialmente un pasatiempo, pues ambos tienen trabajos exigentes: Kozuma como un analista de sistemas con el Broad Institute en MIT y Harvard; Racz como directora de un grupo de investigación en MIT.

Pero esto también puede ser la fuente de tensiones maritales menores.

"Si sucede que estamos juntos en el auto discutiendo una pieza, a veces ella dice, '¡No, no, no! ¡No lo estás hacienda bien!''', relató Kozuma entre risas.

Tener tantas parejas casadas en el escenario no fue algo planificado, dijeron los directivos de la orquesta. Mientras revisaban el listado de más de 240 artistas, varios empleados notaron que el evento también era una celebración de la felicidad conyugal.

La música es mejor cuando se hace en familia, dijo Nelsons.

"Este sentimiento de familia por lo general es algo que valoramos muchísimo", expresó. "Sin duda, una atmósfera tan familiar añade niveles cuando hacemos música juntos".

___

En Internet: https://www.bso.org

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario