Mundo 29 febrero 2016

Argentina y acreedores de EEUU alcanzan acuerdo en disputa

BUENOS AIRES (AP) — Argentina y un grupo de acreedores de Estados Unidos llegaron a un principio de acuerdo con el que buscan poner fin a una disputa legal que ha mantenido al país sudamericano fuera de los mercados de crédito internacionales en los últimos 15 años.

El acuerdo, que supone el pago por parte del país sudamericano de 4.653 millones de dólares, fue alcanzado el domingo con los cuatro fondos de bonistas más duros, entre los que está el del multimillonario estadounidense Paul Singer, informó el lunes en un comunicado el abogado mediador Daniel A. Pollack.

El principio de acuerdo con los tenedores de títulos públicos en cese de pagos desde fines de 2001 aún debe ser aprobado por el Congreso de Argentina, donde el partido del presidente Mauricio Macri, quien se propuso como uno de sus principales objetivos resolver el problema de la deuda, no tiene la mayoría y tendrá que consensuar con el peronismo opositor. El gobierno espera que un sector importante del peronismo le brinde su apoyo.

Tras darse a conocer el mismo, Elliot Management Corporation, del cual forma parte el fondo NML de Singer, expresó su satisfacción por haberlo logrado y su deseo de que las negociaciones supervisadas por Pollack despejen el camino "para que otros litigantes también logren resoluciones satisfactorias".

El índice de las empresas líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cerró con una subida de alrededor de 1,5% unas horas después de que se anunciara el pacto.

La disputa de la deuda se remonta a la crisis financiera de 2001, cuando Argentina entró en cese de pagos de su deuda por unos 100.000 millones de dólares. La mayoría de los acreedores renegociaron lo adeudado en dos canjes en 2005 y 2010, cuando aceptaron importantes descuentos, pero un grupo de ellos encabezados por Singer se negaron, llevaron el caso a los tribunales en Nueva York y ganaron.

Este y otros acuerdos previos alcanzados con otros acreedores resolverían 85% de los reclamos de los acreedores, incluidos los de aquellos que se sumaron después a la demanda original contra el país, según explicó Pollack.

"Anoche, las partes firmaron un principio de acuerdo tras tres meses de intensas negociaciones contrarreloj bajo mi supervisión. De consumarse, pagará a NML, el fondo de Elliot, y varios otros fondos que demandaron junto a NML un total de 4.653 millones de dólares para poner fin a todas las demandas, tanto en el juzgado del Distrito Sur de Nueva York como en el resto del mundo", señaló el comunicado de Pollack.

El mediador calificó lo logrado como un "paso de gigante" aunque puntualizó que no es el final, ya que además de estar pendiente de aprobación del Congreso argentino, los legisladores deben derogar dos leyes.

Una de ellas impide a Argentina ofrecer a los litigantes mejores condiciones de pago que las aceptadas por los bonistas que entraron en los canjes y la otra reglamentó el pago local de deuda para eludir la decisión de un juez de Nueva York de bloquear todo pago a bonistas que aceptaron las reestructuraciones de deuda hasta que el país no resuelva el litigio.

Pollack también señaló que los acreedores que firmaron no deben interferir en la búsqueda de financiamiento del gobierno para pagar lo convenido.

Posteriormente señaló en una rueda de prensa que la fecha tope para que Argentina pague en efectivo es el 14 de abril.

Ramiro Castiñeira, economista de la consultora Econométrica, dijo a The Associated Press que el preacuerdo logrado "la llave para transformar la economía", estancada desde hace cuatro años.

El crédito que el país obtendría a partir de la resolución de este conflicto "permitirá suavizar el ajuste que está haciendo el gobierno para salir de la economía fuertemente intervenida" que dejó la administración de la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), indicó.

Señaló además que Argentina volverá a los mercados financieros con la "ventaja comparativa" respecto de otros países de "estar desendeudada", ya que no pudo ni tampoco quiso tomar deuda en los últimos años.

"Argentina es una alternativa rentable en este contexto donde varios emergentes perdieron brillo y donde el país resurge con potencial", sostuvo.

Argentina sufre una inflación de más de 30% anual, según Econométrica, que estima una leve recesión económica para este año. Según Castiñeira, es difícil estimar en este momento si el preacuerdo permitirá revertir ese pronóstico económico.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario