Mundo 14 octubre 2016

Argentina protesta por ejercicios militares en Malvinas

BUENOS AIRES (AP) — Argentina presentó el viernes una queja ante Gran Bretaña por la próxima realización de ejercicios militares que incluirían el lanzamiento de misiles en la zona de las disputadas islas Malvinas (Falklands).

El vicecanciller Carlos Foradori hizo entrega de una nota al embajador del Reino Unido en Buenos Aires, Mark Kent, "con una formal y enérgica protesta ante los mencionados ejercicios militares, exigiéndole que se abstenga de realizarlos", según señala un comunicado de la cancillería.

Y notificó al Reino Unido que pondrá en conocimiento de la situación al secretario general de las Naciones Unidas, agregó el comunicado.

Argentina resultó derrotada en una guerra de 1982 contra Gran Bretaña por el dominio del archipiélago en el Atlántico sur que los ingleses llaman Falklands, y reclama que ambos países se sienten a dialogar sobre la soberanía, tal como han instado a hacer varias resoluciones de la ONU. Las islas están habitadas por unas 3.000 personas que se han manifestado a favor de que sigan siendo consideradas parte de un territorio británico de ultramar.

La cancillería argentina indicó que tomó conocimiento la víspera, a través del Servicio de Hidrografía Naval dependiente del Ministerio de Defensa, de la realización entre el 19 y 28 de octubre por parte del gobierno británico de "ilegítimos ejercicios militares en el área de las Malvinas" que incluirán el lanzamiento de misiles "Rapier".

Ante ello y en el marco de las obligaciones y responsabilidades de Argentina en materia de seguridad de la navegación dicho servicio de hidrografía emitió por radio un aviso náutico informando sobre el ejercicio, explicó el comunicado.

Afirmó además que ese tipo de actividades desconocen las resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales que instan a ambos países a reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía e insta "a abstenerse de realizar actos unilaterales en los territorios y espacios marítimos bajo disputa".

En otras ocasiones, Argentina ha rechazado este tipo de maniobras que realiza Gran Bretaña, que cuenta con una base militar en el archipiélago. En 2015, el Reino Unido llevó a cabo ejercicios, lo que generó críticas de la entonces presidenta Cristina Fernández.

Recientemente, Argentina y Gran Bretaña iniciaron una nueva etapa de relaciones más cordiales tras años de confrontación que han generado las críticas de los opositores. El gobierno del presidente Mauricio Macri aclaró que el país sudamericano no cederá en su reclamo por la soberanía de las islas.

Los dos países expresaron su voluntad semanas atrás de cooperar en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado, entre otros temas.

Se comprometieron además a remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento y el desarrollo sustentable de las Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos, lo que supuso un fuerte giro ya que en la gestión anterior se aprobó una ley para penalizar a las empresas británicas que exploren petróleo y gas en aguas del archipiélago.

Acordaron asimismo establecer un diálogo para mejorar la cooperación en "todos los asuntos de interés recíproco", pero bajo la fórmula de soberanía establecido en la Declaración Conjunta de 1989, por el cual ambos países no dejan de reclamar como propio el territorio en disputa.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario