Mundo 17 noviembre 2016

Argentina: Prometen combatir ley prohíbe carreras galgos

BUENOS AIRES (AP) — Los galgueros se manifestaron dispuestos a dar batalla en la justicia a la ley que prohíbe las carreras de perros en Argentina y afirmaron que seguirán organizando esas competencias aunque sean clandestinas.

La Cámara de Diputados aprobó el jueves la norma por 132 votos a favor, 17 en contra y 23 abstenciones en medio de manifestaciones de grupos defensores de los animales y aficionados a esas carreras, muy tradicionales en algunas provincias del país.

Se prevé que en los próximos días el presidente Mauricio Macri promulgue la ley para su entrada en vigor. El mandatario la ha respaldado en las redes sociales.

Luego de conocerse la decisión del Congreso los criadores de perros de carrera manifestaron su profundo malestar.

"Va a haber carreras clandestinas y va a ser peor el problema. Es la única actividad que tenemos. Tengo cinco perros en mi casa que siguen comiendo y entrenándose para correr", afirmó a The Associated Press el criador y aficionado a las carreras José Luis Amalfi.

Anticipó que en los próximos días grupos de galgueros presentarán un recurso de amparo ante la justicia en contra de la norma.

En tanto, los protectores de animales estallaron en júbilo. Las redes sociales se llenaron de mensajes de satisfacción. "Una gran alegría que se haya aprobado la ley, ojalá salga la prohibición de todo tipo de eventos con animales", escribió una usuaria identificada como Tamara Jacobo. Otro llamado Charly cuestionó: "Si prohíben las carreras de galgos deberían prohibir el turf (carreras de caballos), la doma, etc. Si vamos al caso todos son animales sometidos".

La norma, que ya había sido aprobada por el Senado en 2015, prohíbe en todo el territorio nacional las carreras de perros, cualquiera sea su raza, y establece que quienes organicen, promuevan, faciliten o realicen esas competencias serán reprimidos con prisión de tres a cuatro años y multas de hasta 80.000 pesos (unos 5.200 dólares).

Los protectores de animales aseguran que los perros que compiten viven hacinados en jaulas y reciben cocaína líquida y efedrina para correr más rápido. Afirman que los animales son aptos para estas competencias hasta los tres años de vida en promedio, tras lo cual muchos son sacrificados o abandonados.

A los grandes ganadores los usan luego con fines de reproducción.

La titular de la Comisión de Legislación Penal, la diputada Gabriela Burgos, denunció durante el debate legislativo que "las carreras son un negocio, una industria de juego clandestino donde son prioritarias las ganancias". Indicó que en Estados Unidos 45 estados las prohibieron, lo que "marca un nuevo paradigma positivo".

Los legisladores que votaron a favor señalaron que aunque las carreras son una tradición constituye una "evolución" no permitirlas.

Pero miembros del peronista Frente para la Victoria y de otras fuerzas se mostraron en contra y señalaron que con los mismos argumentos podría pedirse la prohibición de las carreras de caballos o el polo porque los animales también sufren y son eliminados cuando no pueden competir más.

Otros denunciaron que se "criminaliza" a los criadores de galgos y organizadores de carreras que tienen "un trabajo digno" y que la prohibición es inconstitucional.

Antes de la votación algunos galgueros habían dicho que, en lugar de prohibir, los diputados deberían crear mecanismos para asegurar el cuidado de los perros.

Antes de la aprobación de esta norma nacional las provincias de Santa Fe y Neuquén habían prohibido las carreras a través de una ley provincial. En Buenos Aires se permitía su celebración únicamente en canódromos habilitados.

Sin embargo, en esos distritos se siguieron corriendo competencias clandestinas que movieron apuestas de miles de pesos.

Defensores de los animales sostienen que en otros países sudamericanos donde las carreras son legales, como Uruguay y Chile, los que están en contra de su organización están ganando terreno.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario