Mundo 20 julio 2016

Argentina: Investigan a religiosas ayudaron a exfuncionario

BUENOS AIRES (AP) — La Iglesia Católica argentina abrió una investigación a las religiosas que ayudaron a un exfuncionario a introducir en un monasterio varios bolsos con casi nueve millones de dólares con el aparente propósito de ocultarlos.

El sacerdote Tom O'Donnell dijo el miércoles a la radio AM 950 Belgrano que las cuatro religiosas del monasterio de las Monjas Orantes y Penitentes Nuestra Señora del Rosario de Fátima serán sometidas a una "investigación que tratará de determinar si existió un delito canónico y eventualmente facilitar el accionar de la justicia civil".

El sacerdote es uno de los encargados de realizar la pesquisa que se efectuará paralelamente a la que lleva la justicia federal contra el exsecretario de Obras Públicas José López, quien está detenido y procesado por presunto enriquecimiento ilícito y es investigado por lavado de dinero y delitos contra la administración pública.

O'Donnell, un miembro de la Orden de los Palotinos que junto con otro sacerdote fueron designados responsables de la tarea por el arzobispado de las localidades de Mercedes y Luján, en la provincia de Buenos Aires, explicó que el delito existiría si las religiosas violaron los estatutos con los que vivían en el monasterio femenino, "que son reglas internas para una congregación".

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani, informó por su parte que se hará "la investigación previa como manda el derecho, aportando a la misma toda la información que surja de la investigación que está realizando la justicia estatal".

Días atrás los canales de televisión difundieron un video registrado por cámaras de seguridad de los momentos previos al arresto de López en la madrugada del 14 de junio dentro del monasterio situado en la localidad de General Rodríguez con el dinero y un fusil en su poder.

En la filmación se observa a López ingresando los bolsos con dinero a la casa principal del monasterio con la ayuda de la monja Celia Inés Aparicio y otra que no ha sido identificada. A raíz de ello, el juez federal Daniel Rafecas citó a indagatoria el 1 de agosto a la primera de ellas por presunto encubrimiento.

Rafecas encabezó el miércoles una inspección en el monasterio y secuestró, según explicó a periodistas, una computadora que estaba en la oficina del fallecido monseñor Rubén Di Monte, quien habitaba en ese edificio religioso, y "documentos que demuestran la relación previa de hace 10 años" de las autoridades del lugar con la Secretaría de Obras Públicas.

El juez afirmó que la noche en que estalló el escándalo estaban en el predio religioso, además de Aparicio, otras tres hermanas. Una de ellas tiene 95 años y no está en condiciones de declarar, pero agregó que sí lo harán el viernes de forma testimonial las otras dos.

También prestará declaración Jesús Ojeda, un vecino que vio los movimientos sospechosos de López en los alrededores del monasterio y dio aviso a la policía.

En una primera inspección los agentes habían encontrado varias bóvedas excavadas frente al altar de la capilla del monasterio. En ese entonces, el arzobispo de Mercedes-Luján puso en duda que fueran usadas para guardar dinero y sostuvo que su destino era servir de sepultura para Di Monte y las religiosas.

Aparentemente López intentó ocultar en el edificio los cerca de nueve millones de dólares y otros montos en euros y pesos argentinos. Se sospecha que el dinero provenía de sobornos por la obra pública designada a empresas constructoras.

López estuvo a cargo de las obras públicas durante las gestiones del presidente Néstor Kirchner (2003-2007) y su viuda y sucesora Cristina Fernández (2007-2015), quien se desvinculó de las sospechosas maniobras de su exfuncionario.

La Aparicio dijo a la prensa que había visto sólo una vez a López antes de la noche de su arresto y que creía que traía alimentos dentro de los bolsos, que en las imágenes difundidas aparecían cerrados. Según el relato de la religiosa, el exfuncionario afirmó que había robado el dinero para "terminar la obra de la casa de ejercicios" espirituales del monasterio. Por ello, según el mismo relato de la religiosa, la madre superiora del lugar dijo que no quería el dinero.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario