Deportes 19 agosto 2016

Argentina: Huelga en el ascenso roza a la primera división

BUENOS AIRES (AP) — Una huelga en todo el fútbol argentino del ascenso amenaza con extenderse a la primera división, ya que varios jugadores destacados, como el capitán de Boca Juniors, Carlos Tevez, empezaron a involucrarse en el conflicto.

Impulsada por Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), el sindicato que agrupa a los jugadores, para el lunes está prevista una reunión con los clubes rebeldes para abrir negociaciones que eviten que la disputa pueda afectar a la máxima categoría, cuya liga debería empezar en una semana.

Demandas económicas de las instituciones son el eje del pleito, con equipos casi en la quiebra y jugadores a los que les adeudan meses de salarios.

Tevez, el defensor del seleccionado argentino Víctor Cuesta (Independiente), el centrocampista Walter Erviti (Banfield), el lateral Fabián Cubero (Vélez Sarsfield) y el enlace Leandro Romagnoli (San Lorenzo), son algunos de los jugadores que salieron a respaldar a los huelguistas.

"Los jugadores de San Lorenzo apoyamos a nuestros colegas. Esto lo hablamos en el plantel, así que si no les pagan que no arranque el torneo", declaró el "Pipi" Romagnoli en reunión de prensa tras un entrenamiento. "No queremos que el fútbol empiece de esta manera".

El de San Lorenzo, según lo dicho el jueves por Romagnoli, es el primer llamado grande de atención a la posibilidad de que la liga argentina, que ya sufrió varias postergaciones por temas varios, pueda tener otro contratiempo de mayor gravedad como sería una huelga.

Tevez, Cuesta y Erviti posaron por separado mostrando un cartel con la leyenda "No maten al ascenso", según fotos publicadas entre el jueves y viernes por varios medios locales.

"El ascenso definió su postura. Le buscamos una solución o no vamos a jugar. Si los clubes de primera división nos acompañan sería muy gratificante y determinante", declaró Fabian Lobato, presidente de San Telmo, de la tercera división.

Todos los conjuntos del ascenso acordaron el miércoles no comenzar con los torneos de sus categorías, desde la segunda división hasta las ligas del interior del país.

Y el jueves, esas escuadras redoblaron la apuesta al declarar la huelga "por tiempo indefinido", según un documento en el que además denuncian por "incumplimiento de sus deberes" a una "comisión normalizadora" designada por la FIFA para restaurar el orden en la caótica Asociación del Fútbol Argentino (AFA), envuelta en una crisis de magnitud y con sus arcas vacías.

Los clubes desconocen la autoridad de esa comisión liderada por el presidente de Belgrano, Armando Pérez, y el jueves elevaron un documento con todos sus reclamos en el tribunal de disciplina de la AFA, para que éste se lo haga llegar a la FIFA. La escala previa de esa carta es por cuestiones legales.

Entre otras cosas, los equipos del ascenso demandan certezas económicas para que sus actividades sean viables: sostienen que no saben cuánto dinero recibirán por los derechos de la televisión ni cuál será el criterio de reparto, y que además no pueden afrontar los excesivos gastos de seguridad y transporte.

Ninguno de los cuatro integrantes de la comisión de la FIFA, que tienen mandato como máximo hasta el 30 de junio próximo, hizo declaraciones públicas al respecto.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario