Mundo 18 abril 2016

Argentina: Cinco hospitalizados por drogas en festival

BUENOS AIRES (AP) — Cinco jóvenes permanecen hospitalizados en Buenos Aires por el consumo de drogas sintéticas durante un festival de música electrónica en el que murieron otros cinco asistentes y que al parecer no contó con un adecuado control de las fuerzas de seguridad.

Una mujer de 20 años y tres varones de entre 19 y 23 años se encuentran internados en dos hospitales de esta capital con "pronóstico reservado" y "asistencia respiratoria mecánica", informó a periodistas Alberto Crescenti, titular del Sistema de Atención Médica de Emergencias estatal.

En tanto, un adolescente de 17 años se encuentra estable y con tendencia a mejorar, aunque tiene problemas en el hígado y uno de los riñones.

La justicia federal investiga lo ocurrido en la madrugada del sábado en la versión local del festival "Time Warp", que convoca a los mejores disc jockeys de música electrónica y que se celebró en el Centro Costa Salguero de la capital argentina. Cinco jóvenes que asistieron al lugar murieron por edemas pulmonares y paros cardiorrespiratorios supuestamente luego de consumir pastillas sintéticas que combinaban éxtasis con otras sustancias.

El fiscal federal Federico Delgado pidió la detención de Adrián Conci, titular de Dell Producciones SA, la empresa que organizó el festival, al juez Sebastián Casanello, a cargo de la causa.

La compañía lamentó en un comunicado lo ocurrido y señaló que ésta es la tercera edición en Buenos Aires de "Time Warp", originario de Alemania, "habiéndose realizado en 2014 y 2015 sin ningún inconveniente".

Sandro Abraldes, fiscal Nacional en lo Criminal de Instrucción y el primer funcionario judicial que intervino en la investigación del hecho, cuestionó el lunes la actuación de la Prefectura, la policía guardacostas, en la preservación de la seguridad en Costa Salguero. Esa fuerza actúa en la zona cercana al Río de la Plata donde se encuentra el local.

"Da para investigar" por qué los prefectos que fueron preguntados por lo sucedido "afirmaron que no había drogas en el lugar", dijo a emisoras de radio Abraldes, que en las últimas horas ha traspasado la investigación al fuero federal, encargada de los casos relacionados con tráfico de estupefacientes.

La Prefectura está habilitada para infiltrarse en ese tipo de fiestas con el fin de ejercer un control y en este caso se apostaron en la entrada únicamente, indicó el fiscal.

El funcionario sugirió que se deberá determinar si se cumplieron las normativas para habilitar el festival y si se produjo una suerte de zona liberada para que la droga circulara libremente dentro y en las inmediaciones del local.

Dell Producciones SA aseguró que contó con ambulancias, 25 socorristas, seguridad privada y "personal especializado de Prefectura para lucha contra el narcotráfico".

Joaquín, uno de los asistentes al evento que sólo quiso identificarse por su nombre de pila, señaló a periodistas que en el centro apenas había agua para hidratarse y contrarrestar así los efectos de las pastillas que personas vendían adentro. Contó que no había suficiente personal de seguridad privada, el número de asistentes -unos 10.000- "sobrepasaba la capacidad" física del lugar y menores de edad entraron al lugar sin ser sometidos a registro alguno.

El testigo, que dijo ante las cámaras de la televisión local conocer a una de las víctimas fatales, narró que la fiesta continuó pese a la descomposición que sufrieron varias personas.

El vicealcalde de Buenos Aires, Diego Santilli, aseguró que el lugar donde se hizo la fiesta electrónica fue habilitado "cumpliendo con todas las normativas legales".

"Se aplicaron todos los controles previos y durante (la fiesta), las actas de apertura fueron completadas por todos los organismos que tenían que estar, a las 3 de la mañana se hizo otro control", dijo al canal de cable Todo Noticias.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario