Mundo 20 junio 2016

Argentina busca extraditar a detenido en Paraguay

BUENOS AIRES (AP) — La justicia argentina puso el lunes en marcha el proceso para extraditar a Ibar Pérez Corradi, quien está detenido en Paraguay luego de varios años de permanecer prófugo y que es sospechoso de estar implicado en el tráfico de efedrina y en el crimen de tres empresarios en 2008.

La jueza federal María Servini de Cubría firmó la petición formal a la justicia de Paraguay para la extradición del detenido, informó la agencia oficial de noticias Télam. La magistrada hizo el pedido al sospechar que Pérez Corradi está implicado en el tráfico ilegal de efedrina, el precursor químico para la fabricación de metanfetaminas. Además investiga si es autor intelectual del asesinato del farmacéutico Sebastián Forza, su socio Damián Ferrón y el empresario Leopoldo Bina.

Se espera que el pedido de extradición llegue en los próximos días a Paraguay vía la cancillería argentina.

Los tres homicidios desataron una fuerte conmoción en Argentina por revelar supuestas mafias de laboratorios involucrados en el tráfico de efedrina a México.

Pérez Corradi se presentó el lunes ante la fiscal paraguaya Sandra Quiñónez, quien lo quería interrogar por portación de documento falso. El acusado dijo a los periodistas reunidos a la entrada de la fiscalía que no fue capturado. "Yo me entregué. Soy inocente...Pido seguridad para mí y mi familia", señaló el detenido, quien dijo tener "miedo". Afirmó además que no tiene ninguna relación con el anterior gobierno de la presidenta Cristina Fernández (2007-2015).

El acusado admitió que era Pérez Corradi y se negó a declarar.

La fiscal adelantó que, como en Paraguay el detenido está imputado por un delito menor frente a las acusaciones que hay en su contra en Argentina, cuando llegue el pedido de extradición pedirá que se aplique una figura procesal llamada "criterio de oportunidad" por el cual pesa el delito más grave a la hora de decidir la situación procesal del acusado, lo que permitiría que sea trasladado rápidamente a su país.

A su vez, el juez de garantías paraguayo Julián López citó para el martes a las 07.30 (1130 gmt) a Pérez Corradi para el dictado de la prisión preventiva mientras llega el pedido de extradición.

Previamente la ministra argentina de Seguridad Patricia Bullrich manifestó su esperanza de una rápida entrega a la justicia federal de Pérez Corradi, quien era buscado desde 2012. Asimismo dijo a radio La Red que habrá que esperar si el financista es "el último eslabón de la cadena" en la investigación por el triple crimen o "si va para arriba" y termina involucrando a ex funcionarios argentinos.

En ese sentido señaló que si ella fuera el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, uno de los funcionarios de mayor confianza de Fernández, "estaría preocupada" por la captura.

"La Argentina tuvo un desborde con la efedrina que era conocido por el Estado y los funcionarios no quisieron hacer ningún reporte de lo que había pasado... hay complicidades que van más allá de Pérez Corradi", afirmó la ministra del gobierno del presidente Mauricio Macri.

Fernández repudió esas acusaciones en declaraciones a Radio del Plata.

"Hay una intención de inventar noticias para tapar desastre económico en Argentina, de los negocios que cierran", dijo Fernández quien afirmó que fue uno de los funcionarios que impulsó una medida para frenar el ingreso de efedrina al país. "No estoy imputado en esta causa, ¿por qué me tengo que preocupar?", señaló el ex funcionario, que negó conocer a Perez Corradi.

Macri subrayó el lunes en un acto oficial que uno de los objetivos de su gestión es "derrotar al narcotráfico que tanto daño ha hecho al país".

Pérez Corradi fue detenido en la zona fronteriza que une a Paraguay con Argentina y Brasil. Sus abogados señalaron que su defendido quiere presentarse en su país para dar explicaciones.

A comienzo de año la policía argentina detuvo en una operación de seguridad sin precedentes a los hermanos Christian y Martín Lanatta y a Víctor Schilacchi, quienes habían escapado de una prisión de máxima seguridad mientras cumplían condena por el triple asesinato.

La fuga y captura mantuvo entonces en vilo a los argentinos, no solo por la peligrosidad de los delincuentes, sino por un supuesto trasfondo de corrupción policial y política detrás del caso, ya que uno de ellos denunció meses antes que el ex jefe de gabinete fue el autor intelectual de los asesinatos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario