Mundo 29 mayo 2016

Arabia Saudí considera "inaceptable" papel de Irán en Irak

RIAD, Arabia Saudí (AP) — El ministro del Exterior de Arabia Saudí, Adel al-Jubeir, afirmó el domingo que Irán debe dejar de entrometerse en Irak y calificó de "inaceptable" la presencia de unidades militares iraníes en ese país.

El funcionario emitió sus declaraciones en momentos en que miles de soldados, policías y paramilitares chiíes iraquíes, con apoyo de Irán, rodearon la ciudad suní de Faluya antes del inicio de una operación para retomar la ciudad del grupo Estado Islámico.

Irán dice que sus asesores militares se encuentran en Irak a petición de Bagdad a fin de ayudar a las fuerzas iraquíes en la lucha contra el grupo Estado Islámico. Teherán ha negado su participación en acciones militares en Irak y ha acusado a Riad, su rival regional, de apoyar al extremismo.

En conferencia de prensa conjunta con el ministro británico del exterior, Phillip Hammond en Arabia Saudí, al-Jubeir señaló que Irán ha sembrado "sedición y división en Irak" con sus políticas que han provocado sectarismo entre los suníes y chiíes en ese país.

Hammond sostuvo antes reuniones con el rey saudí Salman y los príncipes principales en la ciudad de Yeda para examinar las guerras en Siria y Yemen, donde Arabia Saudí e Irán apoyan a bandos opuestos en los conflictos que se libran en esos países, así como en la agitación actual en Libia.

Hammond dijo a la prensa que su país está comprometido con la seguridad y la estabilidad de los países árabes del Golfo Pérsico.

Arabia Saudí e Irán rompieron relaciones diplomáticas a principios de año después de que manifestantes iraníes irrumpieran en oficinas diplomáticas saudíes en protesta por la ejecución en enero de un prominente clérigo saudí chií.

Las tensiones han tenido sus consecuencias en el haj, el peregrinaje anual que todo musulmán físicamente capaz debe realizar una vez en la vida.

Una delegación iraní partió del reino después de que una segunda ronda de conversaciones terminara sin un acuerdo para el envío de peregrinos iraníes al haj este año y que tendrá lugar en septiembre.

Arabia Saudí dijo que no podía aceptar la exigencia de Irán de que se permita un ritual chií durante el haj, incluidas protestas contra Occidente y a menudo contra el reino mismo encabezado por suníes, al argumentar que permitirles formalmente el derecho a la protesta causaría caos y alteraría el tránsito de unos dos millones de peregrinos procedentes de diversas partes del mundo.

La Organización Haj de Irán dijo que los saudíes no aceptaron las demandas de que haya "seguridad y respeto" para los peregrinos, mientras que el ministro de Cultura de Irán, Ali Jannati, afirmó el domingo que el "sabotaje y obstáculos" saudíes significan que los "peregrinos iraníes no podrán hacer el haj este año".

Durante el haj del año pasado, más de 2.400 peregrinos perdieron la vida en una estampida, de acuerdo con una cuenta de The Associated Press basada en cifras difundidas por diversos ministerios y gobiernos.

Unos 464 iraníes figuraron entre los muertos. La cuenta oficial saudí de 769 personas muertas y 934 heridas se mantiene invariable desde el 26 de septiembre y las autoridades no han explicado la discrepancia entre las cifras.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario