Mundo 28 abril 2016

Aprueban censura contra ministro de Alimentación venezolano

CARACAS, Venezuela (AP) — La mayoría opositora en la Asamblea Nacional aprobó el jueves una moción de censura en contra del ministro de Alimentación Rodolfo Marco Torres, señalado de ser responsable "por acción u omisión" de la grave escasez de alimentos en Venezuela.

La moción de censura —que amenaza con recrudecer las tensiones políticas ante un eventual nuevo choque entre los poderes del Estado— fue tomada en consideración luego que el ministro por segunda vez consecutiva no atendió la citación del Legislativo para que explicara la situación del alicaído sector alimenticio del país. Según la Constitución esa medida requiere el voto de al menos tres quintas partes de los diputados presentes y acarrea la remoción del ministro de forma inmediata.

"Ha quedado constancia de que la moción la votaron más de las tres quintas partes de los diputados presentes", dijo Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional.

Más tarde, el presidente Nicolás Maduro afirmó que considera írrita y nula dicha moción de censura y en consecuencia no removerá a Marco Torres de su equipo de gobierno.

"El ministro no lo remueve nadie. Esa es mi respuesta", dijo el mandatario al acusar la recepción de una misiva de Ramos Allup donde se le participó la decisión del Congreso para que procediese de inmediato a remover a Marco Torres.

La negativa de Maduro de quitar a su ministro amenaza con recrudecer las tensiones políticas ante un eventual nuevo choque entre los poderes del Estado.

"Yo le digo a usted esa decisión es írrita y nula y como írrita y nula no existe, así de sencillo", agregó el mandatario, dirigiéndose a Ramos Allup durante un acto de gobierno transmitido por la televisión estatal.

Venezuela padece desde hace años una escasez de una amplia gama de productos alimenticios básicos que se ha agravado desde 2015 por las dificultades que enfrentan algunos sectores para importar materias primas e insumos, lo que ha afectado la producción y ha sumido al país en una severa recesión.

Maduro consideró que la sesión legislativa del jueves es ilegal, así como todos los puntos tratados en ésta, bajo el argumento de que la directiva de la Asamblea ignoró una reciente sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que suspendió temporalmente varios artículos del reglamento de funcionamiento del Congreso.

Entre los artículos suspendidos destacan los referidos a la capacidad de los legisladores para debatir sobre el levantamiento de la inmunidad parlamentaria de sus miembros y limitó la potestad de la directiva para dirigir los debates, establecer la duración de las intervenciones de los diputados o los temas a tratar en las sesiones.

"El señor Ramos Allup, hoy desacatando la decisión obligante del Tribunal Supremo de Justicia, rompiendo la sentencia de obligatorio acatamiento aprobó ilegalmente" la moción de censura, afirmó Maduro, quien adelantó que preparará un decreto especial en los próximas horas para "dejar sin efecto constitucionalmente, mientras dure la emergencia económica, cualquier sabotaje que haga la Asamblea contra cualquier ministro, institución o órgano del poder popular"

El decreto especial estaría enmarcado en un decreto, publicado el 14 de enero pasado, mediante el cual se declaró el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio nacional por un lapso de 60 días y que luego fue prorrogado por otros 60 días más.

El decreto de emergencia le otorga facultades al Ejecutivo para disponer recursos especiales, establecer límites máximos de ingreso y egreso de moneda venezolana en efectivo y acceder a medios de transporte y almacenes privados, entre otras acciones.

Ramos Allup desestimó la reciente sentencia que emitió el máximo tribunal sobre el reglamento de debates del Legislativo. "Nosotros no estamos obligados a acatar ninguna decisión inconstitucional", afirmó.

Desde la instalación de la actual Asamblea el 5 de enero, el Tribunal Supremo de Justicia —cuyos miembros han sido designados en los últimos 17 años con el voto abrumador de los diputados oficialistas— se ha convertido en un actor decisivo en la trama política venezolana al revertir numerosas leyes aprobadas por la Legislatura actual, así como limitar sus competencias, en un abierto enfrentamiento entre poderes.

El diputado opositor Ismael García afirmó que "el voto de censura lo hacemos en nombre de un pueblo que está cansado, estamos ante la peor emergencia en el tema de los alimentos y se trata del fracaso de un modelo que arruinó al país".

Según los críticos del gobierno, el control de los precios de productos de primera necesidad, los engorrosos trámites para transportar o almacenar los artículos, y las expropiaciones de empresas desalientan las inversiones, socavaron el aparato productivo del país y en conjunto constituyen las principales causas de la escasez y una larga lista de distorsiones que se evidencian en la economía venezolana.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario