Mundo 11 agosto 2016

Apoyo a Madres Plaza de Mayo en medio polémicos dichos Macri

BUENOS AIRES (AP) — Miles de argentinos expresaron el jueves su apoyo a las Madres de Plaza de Mayo al cumplirse 2.000 marchas de protesta de la organización humanitaria y repudiaron los dichos del presidente Mauricio Macri sobre la cantidad de víctimas que dejó la última dictadura militar.

Las mujeres, que desde 1977 reclaman cada jueves en la Plaza de Mayo de Buenos Aires por el paradero de sus hijos desaparecidos y el castigo a los culpables, realizaban la ronda 2.000 en presencia de sus seguidores. Lideradas por Hebe de Bonafini, presidenta de la organización, las activistas dieron la vuelta a la plaza dentro de una furgoneta, ante la imposibilidad de caminar por la cantidad de asistentes.

Cristina Secchiari, integrante del organismo social Espacio Cultural Nuestros Hijos, dijo a The Associated Press que acudió al lugar para apoyar a las "únicas que tuvieron el coraje de enfrentar la peor dictadura de Latinoamérica", que tuvo lugar de 1976 a 1983, y en rechazo a Macri, quien la víspera dijo desconocer el número de desaparecidos y afirmó que no desea debatir al respecto.

"Negó como si fuera un ignorante a los 30.000 desaparecidos. Lo peor es que dijo que eso fue una 'guerra sucia' y ese es el término que usó la dictadura, en referencia a que eran dos grupos (enfrentados), y no es así; estaba el Estado con todo su poder que hizo desaparecer gente", sostuvo.

Los congregados portaron carteles que rezaban "Fue terrorismo de Estado y genocidio" y gritaron "Madre de la Plaza el pueblo las abraza". En la manifestación participaron organizaciones cercanas a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), cuyo gobierno impulsó numerosos juicios contra los acusados de la represión militar.

En una entrevista el miércoles con el sitio Buzzfeed, Macri defendió "el derecho a que los familiares sepan definitivamente, después de esa horrible tragedia que fue esa guerra sucia, qué es lo que pasó, porque hay muchas víctimas". Al contestar si los desaparecidos y asesinados fueron 30.000 el presidente afirmó que "es una discusión que no tiene sentido".

"No tengo idea, ese es un debate en el que no voy a entrar, si fueron 9.000 o 30.000...si son los que están anotados en un muro (de la memoria) o son muchos más", sostuvo Macri.

Según el último informe de 2015 publicado por la Secretaría de Derechos Humanos, 7.636 personas fueron "víctimas de la desaparición forzada y de asesinato" entre 1976 y 1983, aunque reconoció que no representan la totalidad. Organizaciones de derechos humanos y activistas sostienen desde el fin de la dictadura que fueron al menos 30.000 los desaparecidos.

Poner en duda la cifra de las organizaciones de derechos humanos genera duras críticas. Semanas atrás, Darío Lopérfido, renunció como ministro de Cultura de Buenos Aires luego de poner en duda el número de 30.000 víctimas y señalar que esa cifra "se arregló en una mesa cerrada" de organismos humanitarios.

Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, criticó en radio Continental a Macri por su "postura indiferente", al señalar que "se quiere quitar de encima un problema".

En particular, consideró desacertada la referencia que hizo Macri al muro del Parque de la Memoria donde están escritos los nombres de miles de desaparecidos, "como si fuera una pared rígida, muerta".

La organización de Carlotto ha identificado a 120 hijos de desaparecidos que fueron sustraídos y cedidos a militares y familias afines al régimen.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, consideró un "poco injusto" el repudio de los organismos de derechos humanos contra Macri.

"El presidente también dijo que fue la cosa más dura que pasó en la historia; esta misma semana se revelaron archivos secretos de Estados Unidos de la última dictadura gracias a una gestión de este gobierno", afirmó al canal América24.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario