Associated Press 20 julio 2016

AP EXPLICA: La idea del muro fronterizo de Trump no es nueva

ALBUQUERQUE, New Mexico, EE.UU. (AP) — La idea de Donald Trump de construir un muro fronterizo no es nueva. Gran parte de la frontera entre México y Estados Unidos ya está resguardada con barreras intermitentes. En algunos lugares hay cercos altos que ascienden colinas en desiertos. En otros se levantan mallas de alambre o pilares de metal que de repente llegan a su fin.

Estos tramos provienen de diferentes momentos históricos, cuando el gobierno federal quería barreras más fuertes para detener a la inmigración indeseada, el narcotráfico, los contrabandistas de alcohol en la era de la Prohibición, e incluso ganado errante.

Cuando Trump acepte el jueves la nominación a la presidencia como representante del Partido Republicano, el magnate probablemente volverá a repetir su promesa de construir un muro para detener la inmigración no autorizada y el contrabando de drogas.

Los historiadores dicen que ya se ha pensado en esa idea durante un siglo con resultados mixtos debido a políticas y tecnologías cambiantes, así como presiones para desviar la atención de las fuerzas del orden hacia otra parte.

A continuación presentamos un vistazo a la historia de las barreras en la frontera entre México y Estados Unidos:

___

EL NACIMIENTO DE UN MURO

Estados Unidos comenzó a construir pedazos de muro en la frontera con México durante la Primera Guerra Mundial, de acuerdo con Kelly Lytle Hernandez, profesora de historia en la Universidad de California en Los Ángeles y autora de "Migra!: A History of the U.S. Border Patrol". ("¡La Migra!: Una historia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos").

Irónicamente, en ese entonces no había restricciones a la migración mexicana porque los granjeros estadounidenses querían un flujo permanente de trabajadores agrícolas. Los vigilantes montados que patrullaban la zona desde El Paso, Texas, hasta California solían andar tras los inmigrantes chinos que trataban de cruzar sin permiso.

La presión para construir un muro surgió y se disolvió después de que el Congreso creara la Patrulla Fronteriza en 1924. Algunas cercas y muros de estaño que habían sido construidos fueron abandonados o descuidados hasta que los votantes exigieron nuevas barreras. Entre tanto, muchos inmigrantes no autorizados cavaron túneles para evadir las paredes y mantenerse ocultos.

"A medida que los muros se hicieron más altos, los túneles fueron más profundos", dijo Hernández. "Los muros sirvieron como soluciones psicológicas que no funcionaron".

___

ELEVÁNDOSE MÁS

El ingreso a Estados Unidos se tornó más restringido en momentos en que el país luchaba para recuperarse de la Gran Depresión. Una década después, el Monumento Nacional del Cactus de Tubo de Órgano, en Arizona, y otros parques nacionales a lo largo de la frontera pidieron cercos para evitar que las reses y otros ganados mexicanos efectuaran un pastoreo excesivo en zonas protegidas.

La solicitud para un muro cobró nueva vida bajo el presidente Richard Nixon, con la Operación Interceptar, un proyecto para detener el flujo de drogas ilegales provenientes de México. Luego, cuando el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica afectó negativamente la economía agrícola en México en la década de 1990, millones de inmigrantes vinieron a Estados Unidos sin autorización, lo que derivó en una expansión de los cercos en zonas urbanas como San Diego y El Paso. Eso obligó a muchos inmigrantes a intentar peligrosos cruces por el desierto hacia el interior de Arizona.

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, el presidente George W. Bush promulgó la Ley de Cercos Seguros del 2006, en la que se autorizaba la construcción de casi 1.400 kilómetros (850 millas) de cercas fronterizas.

En el 2011, el presidente Barack Obama dijo que el cerco a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos estaba "prácticamente terminado", una afirmación que muchos críticos rechazaron.

___

EL MURO HOY EN DÍA

Las barreras actuales que van desde el océano Pacífico hasta el río Bravo varían desde retenes para vehículos hechos de vigas de acero hasta muros de estaño que pueden ser trepados fácilmente.

En ciudades grandes como El Paso, los automovilistas pueden manejar al lado de una barrera. En algunas partes hay murales de inmigrantes mujeres que han desaparecido o altares pequeños dedicados a la Virgen de Guadalupe, santa patrona de México y de muchos mexicano-estadounidenses.

Los muros han sido usados como red para jugar voleibol desde ambos lados de la frontera y para realizar concursos de poesía conocidos como slams. Algunos sacerdotes ofician misa y dan la comunión a través de las cercas. En ocasiones los turistas se salen del camino para ir a los lugares donde los muros terminan y se toman fotografías a ambos lados de la frontera.

Entre tanto, los vigilantes montados de hace un siglo han sido reemplazados por vehículos de la Patrulla Fronteriza y cámaras con tecnología infrarroja.

Hernández dice que la construcción de un muro continuo sería una labor tremenda que tendría resultados inciertos.

"Siempre hay aviones", afirmó. "Siempre habrá otras formas de cruzar".

______

Russell Contreras está en Twitter como: http://twitter.com/russcontreras

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario