Mundo 17 abril 2016

AP Explica: Juicio político a presidenta brasileña

SAO PAULO (AP) — La presidenta brasileña Dilma Rousseff posiblemente enfrentará un juicio político en el Congreso y la cámara de diputados deberá votar la medida el domingo. La posibilidad del juicio político ocurre cuando la opinión pública está indignada en medio de la recesión económica más profunda de las últimas décadas y un escándalo de sobornos en la petrolera estatal Petrobras, pero el proceso no tiene relación con eso.

¿DE QUE SE ACUSA A ROUSSEFF?

Rousseff está acusada de violar las leyes fiscales al trasladar fondos oficiales a fines distintos de los asignados antes de su campaña de reelección de 2014. Los partidos opositores sostienen que las maniobras contables le permitieron elevar el gasto público para obtener votos. Rousseff niega haber cometido delito alguno y asegura que no hizo nada que no hicieran gobiernos anteriores. Además afirma que no se le acusa de un delito, lo cual debería ser la base de un juicio político.

¿CUAL ES EL PRIMER PASO DE UN JUICIO POLITICO?

Una comisión especial de la Cámara de Diputados decidió por 38-27 votos que el pedido de juicio político tiene mérito legal y la envió a la cámara en pleno. Con el trasfondo de los escándalos de corrupción, los observadores consultados señalan que 37 miembros del panel enfrentan cargos por una amplia gama de presuntos delitos. La comisión especial incluye a muchos opositores.

¿CUAL ES EL PASO SIGUIENTE?

La Cámara de Diputados empezó a debatir sobre el juicio. Si al menos 342, dos tercios, de los 513 legisladores votan a favor del juicio político, el caso pasa al Senado. Si una mayoría simple vota a favor del juicio, Rousseff quedará suspendida y el vicepresidente Michel Temer será presidente interino. Si entonces 54 de los 81 senadores votan por impugnar a Rousseff, esta será destituida y Temer cumplirá el resto de su período, que finaliza el 31 de diciembre de 2018.

¿COMO CARACTERIZAN LA SITUACION LOS PARTIDARIOS DEL GOBIERNO Y LOS OPOSITORES?

Los partidarios dicen que es un golpe de estado porque Rousseff no está acusada de delito alguno. Dicen que la clase dirigente tradicional está aterrada por la movilización social desatada por el Partido de los Trabajadores, o PT, que lleva más de diez años en el poder, y quiere aprovechar la oportunidad para recuperar el gobierno. Los opositores afirman que el movimiento de fondos fue ilegal al tiempo que intentó ocultar los problemas que padecía la economía más grande de Latinoamérica, tales como enormes déficit presupuestarios que afloraron el año pasado. Rechazan la acusación de golpismo porque el juicio político está admitido por la Constitución brasileña.

¿QUIEN IMPULSA EL JUICIO POLITICO EN EL CONGRESO?

A la cabeza está la némesis de Rousseff, el presidente de la cámara Eduardo Cunha, acusado de aceptar sobornos en el escándalo Petrobras, algo que él niega. Pero legisladores de una decena de partidos, desde el centrista Partido Socialdemócrata hasta el derechista Demócrata, apoyan el juicio político.

¿QUE TIENE QUE VER CON ESTO EL EXPRESIDENTE LUIZ IGNACIO LULA DA SILVA?

Rousseff pidió a Lula, su antecesor y mentor, que utilice sus destrezas como negociador para ayudarla a evitar el juicio político. Designó a Lula su jefe de gabinete, medida que aún debe ser aprobada por la Corte Suprema de Justicia. Los partidarios dicen que el nombramiento la ayudará a estabilizar una situación difícil. Los detractores dicen que es un intento flagrante por impedir el procesamiento de Lula, quien a principios de marzo fue interrogado por la policía en relación con Petrobras. Los miembros del gabinete sólo pueden ser investigados o juzgados por la Corte Suprema. Lula no ha sido acusado y niega haber cometido delito alguno.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario