Associated Press 21 junio 2016

Ante el zika, preocupa comportamiento de vecinos

HOUSTON (AP) — Saron Wyatt señaló el solitario fondo de la pequeña calle donde vive en el empobrecido barrio de Fifth Ward, en Houston, donde hay apilados varios neumáticos viejos.

Lo que ha sido siempre una basura despreciable, ahora es un creciente peligro. En los neumáticos se acumula agua y se convierte en sitio de reproducción de mosquitos, especialmente de los que trasmiten el virus del zika y otras enfermedades tropicales.

Wyatt, madre de cinco niños, no sabe de dónde llegaron los neumáticos; pero le preocupan, al igual que a funcionarios de salud.

Hacer fumigaciones contra el tipo de mosquito que trasmite el zika no es siempre efectivo, y estos se pueden reproducir en poca agua estancada, como la que cabría en cualquier envase. Eso significa que los lotes vacíos o patios con basura tiene que ser limpiados, ya sea que el propietario del lugar quiera que esté limpio o no.

El doctor Umair Shah, director del departamento de salud del condado de Houston, dijo que lo más importante para su departamento es obtener la cooperación de residentes locales. "Se trata de que un vecino podría tener fuentes de reproducción (de mosquito) en su propiedad que pueden tener un impacto en un vecino a dos o tres casas de distancia", señaló.

Expertos creen que la inmensa mayoría de los residentes accederán; pero no todos. Desde hace meses, el gobierno federal ha estado urgiendo a funcionarios de salud locales que revisen las ordenanzas sobre basura abandonada y discurran cómo manejar a propietarios que se opongan a su cumplimiento o que no puedan ser localizados.

Durante una epidemia reciente de dengue en Hawaii que involucró al mismo tipo de mosquito que puede trasmitir el zika, funcionarios de salud visitaron más de 500 propiedades para examinar o rociar insecticida. En 23 casos, residentes les impidieron ingresar a su propiedad.

Sucedió nuevamente el marzo, cuando funcionarios de salud fueron a ver a un residente de la isla de Kauai que estaba infectado con zika después de haber viajado a un área de Latinoamérica con brote de la enfermedad. Inicialmente, la persona no permitió el ingreso de funcionarios de salud a la propiedad en alquiler. Pero cuando regresó un equipo para una visita de seguimiento, un miembro de la familia les permitió entrar y buscar áreas de reproducción de mosquitos.

"En su mayor parte, sí obtenemos buena cooperación", dijo Keith Kawaoka, subdirector de salud ambiental del Departamento de Salud del estado de Hawaii. Pero en ocasiones la cooperación llega sólo después de un par de conversaciones.

El virus del zika se ha estado propagando a través de América Latina y el Caribe en meses recientes, y el temor es que empeorará ahí y llegará a Estados Unidos con el comienzo de la temporada de mosquitos este verano. El zika ocasiona sólo una enfermedad leve en la mayoría de la gente. Pero puede causar muerte fetal o severos defectos congénitos en hijos de mujeres infectadas durante el embarazo.

Después de que el virus del Nilo Occidental —enfermedad también trasmitida por un mosquito— golpeó Estados Unidos en 1999, la respuesta fue a menudo rociar áreas amplias utilizando camiones y aeronaves.

Pero los tipos de mosquitos que principalmente propagan el virus del Nilo Occidental son diferentes al mosquito Aedes aegypti que trasmite el zika y el dengue. A esos insectos tropicales les gusta vivir muy cerca de la gente, y alrededor de sus casas.

Si una persona es diagnosticada con zika y funcionarios de salud determinan que fue infectada por un mosquito local, responsables señalarán una circunferencia alrededor de su casa con un radio de aproximadamente 135 metros (150 yardas). Esto es el equivalente a alrededor de media manzana en muchas ciudades. Un mosquito Aedes aegypti no se traslada más allá durante su vida, que suele ser de tres semanas.

A continuación, funcionarios de salud o cuadrillas de control de mosquitos visitarán las propiedades dentro de esa zona y buscarán agua estancada donde pudieran estarse reproduciendo los mosquitos, incluyendo envases, macetas y neumáticos viejos. Trabajarán con el propietario del lugar para retirarlas o se tratarán con químicos que matan las larvas.

Algunas personas podrían no querer una intrusión de este tipo.

Durante la epidemia de dengue en Hawaii, gran parte de la resistencia procedía de agricultores orgánicos y apicultores preocupados por los atomizadores químicos, dijo Kawaoka.

Pero podría haber otros casos en los que el propietario esté ocultando una actividad ilegal y no quiera que funcionarios de salud estén fisgoneando o podría haber gente que simplemente no quiere a nadie del gobierno en su propiedad, dijeron algunos expertos.

"En el Estados Unidos moderno, se ha dado mucha importancia a la autonomía individual", dijo Lawrence Gostin, un experto en leyes de salud pública de la Universidad de Georgetown.

Funcionarios de salud piensan que serían capaces de ganar un proceso jurídico contra la intervención del gobierno porque los tribunales han permitido desde hace mucho tiempo que el gobierno interfiera en propiedades privadas para atender situaciones que pudieran ser dañinas para el público, dijo Gostin.

Desde principios de año, residentes de Florida han enviado decenas de correos electrónicos al gobernador, Rick Scott, alertándolo sobre patios con vegetación crecida y agua estancada y han expresado preocupación con respecto al zika, a mosquitos, y a los esfuerzos para controlar la reproducción de estos insectos.

___

La periodista de The Associated Press Jennifer Kay en Miami contribuyó a este reporte. Stobbe reportó desde Atlanta y Nueva York.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario