Deportes 30 agosto 2016

Ante bajas de Broncos y Patriots, no hay favorito en AFC

NUEVA YORK (AP) — Sin Manning, sin Brady por los primeros cuatro juegos. Sin un claro favorito en la AFC.

Con la temporada regular de la NFL a punto de iniciar, es difícil predecir quién será el representante de la Conferencia Americana en el Super Bowl de Houston en febrero próximo.

Los campeones defensores Broncos de Denver intentarán ser el primer equipo en repetir como campeones desde Nueva Inglaterra en 2004-05. Pero no contarán con el retirado Peyton Manning para encabezar a su ofensiva. Ni siquiera con Brock Osweiler, quien dejó a los campeones para emigrar a Houston.

En su lugar, Gary Kubiak y los Broncos dieron la titularidad para el primer encuentro a Trevor Siemian. Desairaron en cambio al veterano Mark Sánchez, al seleccionado en la séptima ronda de 2015, y darán tiempo de adaptación al novato Paxton Lynch, la primera selección del equipo en el pasado reclutamiento.

"Quieres que todos sean exitosos, quieres que el equipo sea exitoso", comentó Sánchez. "Lo que se necesite para ganar, eso es lo que intentaremos hacer".

Pese a que la situación del quarterback podría ser una gran interrogante, los Broncos saben que cuentan de regreso con una de las mejores defensivas de la liga, especialmente en la figura de Von Miller, Jugador Más Valioso del Super Bowl.

"Si somos los mismos del años pasado, nuestro equipo no se preocupaba por lo que sucedía del otro lado del balón", comentó el coordinador defensivo Wade Phillips. "El equipo se preocupaba por cómo estaba jugando. Es lo que queremos hacer. Debemos ser mejores que la defensiva del otro equipo. Si ellos contienen a nuestro equipo en pocos puntos, nosotros debemos obligarlos a hacer aún menos puntos. Así es como jugamos nosotros".

Nueva Inglaterra sabe quién será su quarterback al inicio de la temporada. Jimmy Garoppolo toma el lugar del suspendido Tom Brady, quien se deberá ausentar los primeros cuatro juegos como resultado de su participación en el escándalo conocido como "Deflategate".

Eso podría debilitar el bastión de los Patriots en la cima del Este de la AFC luego de ganar la división los últimos siete años. Pero no se debe descartar de manera apresurada al conjunto de Bill Belichick.

"Belichick es Belichick", dijo el safety de Buffalo, Corey Graham. "Es uno de los mejores, así que cuando llegue el momento, sabes que tendrá a sus muchachos preparados y se asegurará de estar preparado".

Pittsburgh tiene tantas oportunidades como cualquiera de ganar la corona de la AFC, especialmente si Ben Roethlisberger permanece saludable. Los Steelers terminaron la temporada anterior con marca de 10-6 y ganaron un partido de playoffs pese a tener un año a la baja de su habilidoso quarterback, a causa de las lesiones.

El wide receiver Antonio Brown, uno de los jugadores ofensivos más dinámicos de la liga, rompió sus propias marcas del equipo al finalizar con 136 recepciones para 1.834 yardas. El running back Le'Veon Bell está de regreso luego de sufrir una rotura de ligamentos en la rodilla, lo que debe ser un impulso para el ataque, una vez que regrese de una suspensión de tres partidos de campaña regular por no presentarse a varios controles antidopaje.

Los Steelers también tendrán que lidiar con su rival del Norte de la AFC, Cincinnati, que ha alcanzado la postemporada cinco años en fila.

El quarterback Andy Dalton se recuperó de una fractura de pulgar que lo ausentó de la derrota de los Bengals en la primera ronda de playoffs, ante los Steelers. Dalton gozaba de uno de sus mejores años cuando se lesionó en diciembre pasado, e impuso un récord del equipo con un rating de 106,3. Pero la ofensiva de Marvin Lewis tendrá una nueva cara esta campaña ante la partida del coordinador ofensivo Hue Jackson, quien ahora es el entrenador en jefe de Cleveland, así como la salida de los wide receivers Marvin Jones (Lions) y Mohmed Sanu (Falcons) en la agencia libre.

El Sur de la AFC es una moneda al aire, con el retorno de Andrew Luck luego de una temporada inconsistente y plagada de lesiones con Indianápolis. Houston tiene un nuevo quarterback en la figura de Osweiler y un nuevo running back en Lamar Miller, pero el estelar defensive end J.J. Watt aún se recupera de una cirugía en la espalda. Jacksonville viene de una sorpresiva temporada de 5-11 gracias al surgimiento del quarterback Blake Bortles y los receptores Allen Robinson y Allen Hurns, quienes se combinaron para 24 touchdowns.

Cualquier tropezón de Denver podría abrir la puerta hacia la cima del Oeste de la AFC a Kansas City, que se quedó a un triunfo de alcanzar el juego por el campeonato de la Conferencia, pese a no contar con el running back Jamaal Charles durante gran parte de la campaña a causa de un desgarre en un ligamento de la rodilla.

Oakland también luce como un equipo en ascenso, de la mano del quarterback Derek Carr. Los Raiders podrían gozar de un buen inicio, ya que enfrentan a solo un equipo que alcanzó los playoffs la temporada anterior (Kansas City) en sus primeros ocho partidos.

"Creo que tenemos la oportunidad de ser mejores", dijo el gerente de los Broncos, John Elway. "No hay duda de que los Raiders son mejores, Chargers y Kansas City van a mejorar, eso nos dificulta el panorama. Nuestra división es una de las mejores de la liga en la actualidad. Será una batalla interna y es por ello que cada partido cuenta".

___

El periodista de AP John Wawrow contribuyó con este despacho.

___

En línea:

El sitio web de AP para la NFL: www.pro32.ap.org

Twitter de AP NFL: http://twitter.com/AP_NFL

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario