Entretenimiento 20 mayo 2016

Angélica María, una estrella para una estrella

CIUDAD DE MEXICO (AP) — A pocos días de develar su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, Angélica María rememora cómo fue que se adentró en el rock and roll cuando era una adolescente.

La estrella mexicana, que comenzó su carrera en el cine cuando niña y a los 8 años ya había ganado un premio Ariel (por "Mi esposa y la otra", en 1952), decidió a los 17 años que quería incursionar en la música y lo hizo nada más y nada menos que con rock and roll. Para su fortuna su madre, Angélica Ortiz, no se opuso a la decisión.

"Tuve una mamá maravillosa que estaba adelantada a su época y era modernísima", dijo Angélica María en una entrevista telefónica con The Associated Press. "Nunca tuve el problema de que no le gustara la música que yo hacía, ni me tenía que esconder".

"Al contrario, yo fui artista desde chiquita porque ella me dejó serlo, ella empezó a ser productora de cine cuando yo llevaba cinco películas hechas porque le gustó", añadió. "Era una mujer sensacional con la que nunca tuve problemas generacionales, siempre fuimos muy amigas".

Su madre, quien también llegó a ser directora y escritora, la quiso llevar con profesionales de una editora para que la ayudaran a comenzar su carrera en la música.

"Cuando estaba empezando a probar cómo cantaba yo, entra un chaparrito yucateco y dice 'esta niña no debe cantar esto, ¿qué te gusta cantar bonita?'. Y me empezó a acompañar un bolero de José Antonio Méndez que se llama 'Si me comprendieras'. Ese señor era (Armando) Manzanero", recordó Angélica María.

El mismo Manzanero le puso letra a su primera canción: "Eddy, Eddy".

"Le tengo un gran amor al 'Eddy, Eddy'... las canciones eran tan inocentes las que yo grababa que la verdad cantarlas a mi edad se me hace muy gracioso, pero a la gente le gusta recordar sus tiempos, le gusta recordar sus romances, les gusta recordar su época y yo feliz de recordarles sus épocas bonitas".

A la década siguiente de esos primeros pasos con Manzanero, la actriz y cantante se había convertido en una de las estrellas más queridas en Latinoamérica gracias a telenovelas como "Muchacha italiana viene a casarse". Tal era su popularidad que en Nueva York, en un mismo día, llenó dos veces el Madison Square Garden.

"Fue muy impresionante, fue muy emotivo la verdad porque nunca pensé que eso lo iba a lograr, ni siquiera sabía la importancia que tenía", recordó sobre sus presentaciones de 1975. "Recuerdo que estaba embarazada pero no recuerdo qué fecha", agregó.

El miércoles develará su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y la Novia de México no tiene más que palabras de agradecimiento para sus seguidores, que la ha acompañado a lo largo de 65 años de prolífica trayectoria.

"Cuando tú das y el público te responde igual o mejor es maravilloso", expresó.

El anuncio del homenaje fue "una sorpresa", dijo Angélica María. Su hija, la actriz Angélica Vale, ayudó a los organizadores y fue quien invitó al actor Diego Boneta, a quien su madre conoce desde pequeño, para que diga unas palabras en la ceremonia.

"Dice que se volvió loco, que agradeció mucho esto y le dio mucho entusiasmo", apuntó Angélica María. "Yo agradecidísima porque es un adorado, la está haciendo y la va a hacer donde él quiera, porque tiene todo el talento del mundo".

Vale también participará en la ceremonia: "Claro que mi hija también va a hablar porque es mi hija, el ser que más adoro en la vida".

En cuanto a su propio discurso, dijo que prefiere no planear demasiado.

"Yo creo que debe ser con la emoción del momento, porque estas cosas si se sienten frías no son de verdad, si las preparo no son de verdad", explicó. "Tal vez lleve un apunte de algunas cosas técnicas para que no se me olviden, pero lo que siento eso lo voy a decir en el momento".

Angélica María se ha destacado en teatro ("Mamá ama el rock" con Ricky Martin de 1990), el cine ("Corazón salvaje", 1968), la televisión ("Tres generaciones", 1987) y la música, donde fue una de las pioneras del rock and roll en español en la década de 1960 junto a Enrique Guzmán, César Costa, Johnny Laboriel y Marco Antonio Muñiz. Ahora es madre y abuela, pero esas piezas siguen en su corazón.

"Nunca te imaginas de jovencita que vas a ser viejo", dijo entre risas la estrella de 71 años. "Nunca me imaginé que iba a estar vieja, pero vieras qué bonito premio te da la vida, el amor del público, y yo sé que el público me tiene un cariño muy especial, es como de familia. Han crecido conmigo, con mis canciones, con mi trabajo, yo he crecido con el público, con su amor, con sus aplausos. Ha sido una relación muy bella y llegar a esta edad con ese cariño que me tienen y esas demostraciones de amor que me dan es realmente maravilloso".

El sábado, Angélica María recorrerá sus éxitos del rock and roll y la música ranchera en un concierto titulado "Noche de recuerdo" en el Microsoft Theater, junto con Elio Roca, King Clave, Los Angeles Negros, Los Solitarios y Los Terrícolas.

"Soy admiradora de ellos, de sus canciones, me vuelve a mis tiempos, a mis enamoramientos, porque siempre estaba enamorada del amor", apuntó sobre los artistas con los que alternará.

En octubre aparecerá en la serie de Epix "Graves", como una trabajadora del presidente de Estados Unidos.

"Es chiquitito, no hago más que una frase en cada capítulo, en el último como cinco, pero es graciosísimo", dijo sobre su papel en la serie, en la que actúa en inglés. "Y digo algunas groserías en español", acotó en broma.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario