Mundo 01 marzo 2016

Andanada de artillería cerca de reporteros en Siria

KINSIBBA, Siria (AP) — Una andanada de artillería hizo impacto el martes cerca de la calle principal de una ciudad siria próximo a la frontera con Turquía y provocó la desbandada de un grupo de reporteros internacionales, en una muestra de los límites del cese de fuego parcial en Siria.

Los periodistas visitaban el pueblo de Kinsibba, controlado por el gobierno, a unos 5 kilómetros al sur de la frontera turca, en una gira organizada por los ministerios rusos de defensa y relaciones exteriores.

El vocero del ministerio de defensa ruso, mayor general Igor Konashenkov, que acompañó a los periodistas, dijo que los proyectiles provinieron de posiciones del Frente Nusra, la filial de al Qaeda en Siria, que está excluido del cese de fuego, junto con el grupo extremista Estado Islámico.

Los periodistas viajaban en vehículos blindados suministrados por los militares rusos y fueron escoltados por fuerzas especiales rusas. Recorrían el pueblo, que fue recapturado en una reciente ofensiva del gobierno y hablaban con residentes cuando el primer cañonazo cayó sobre una colina a unos pocos centenares de metros (yardas). Los oficiales rusos les gritaron que se arrojasen al suelo y otros cañonazos cayeron más cerca. Un vehículo ruso se acercó para impedir que los reporteros fueran alcanzados por impactos directos.

Un par de periodistas sufrieron rasguños cuando corrían en busca de refugio y fueron tratados por médicos militares rusos.

Inmediatamente después de la partida de los visitantes cayeron más cañonazos que mataron a tres soldados sirios e hirieron a ocho, informó Konashenkov.

El cese de fuego parcial, que comenzó a la medianoche del viernes, redujo notablemente las hostilidades por primera vez en la guerra de un lustro que ha dejado más de 250.000 muertos y ha desplazado a la mitad de la población siria, pero la tregua es frágil y se han reportado violaciones en muchas zonas. El ministerio de defensa ruso dijo que el cese de fuego ha sido violado 15 veces en las últimas 24 horas.

Antes de la visita a Kinsibba, los reporteros visitaron el pueblo cercano de Ghunaymiyah, donde los residentes empezaron a retornar a sus hogares después que el gobierno lo reconquistó el mes pasado de manos del Frente Nusra.

Un residente, Musa Magardish, dijo frente a su casa destruida que no tenía dinero para reconstruirla y que no sabía qué hacer. Frente a los restos de su casa, decenas de personas formaban fila frente a un camión militar ruso para recibir alimentos. Konashenkov dijo que Rusia ha entregado unas 580 toneladas de ayuda alimenticia a zonas en poder del gobierno sirio desde que inició ataques aéreos en apoyo de Siria en septiembre de 2015.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario