Mundo 17 mayo 2016

Analizan extradición a EEUU de supuesto narco colombiano

BUENOS AIRES (AP) — Después de muchas dilaciones, comenzó el martes en Buenos Aires el juicio de extradición del colombiano Henry López Londoño, acusado en Estados Unidos de tráfico de cocaína.

El acusado, de 45 años y alias "Mi sangre", "Brother", "Salvador" y "Federico", entre otros apodos, ingresó a la sala de audiencias del tribunal del juez federal Sebastián Ramos esposado, con un chaleco antibalas y un casco de los que fue liberado antes de sentarse. De contextura menuda, con el pelo ondulado y sin la barba que lucía cuando fue detenido en octubre de 2012, iba vestido con una camisa blanca y una chaqueta celeste.

Desde que el colombiano fue apresado en las afueras de Buenos Aires el juicio para determinar si es enviado a Estados Unidos con el fin de ser juzgado por presunta asociación ilícita para traficar cocaína fue pospuesto en al menos dos ocasiones debido a maniobras legales de su defensa.

Al inicio de la audiencia se leyeron las acusaciones contra López Londoño, que se ha declarado inocente. El acusado es señalado como el líder del grupo colombiano Los Urabeños dedicado al tráfico de drogas.

Según las acusaciones de la justicia del distrito sur de Florida, "Mi sangre" lideró una asociación ilegal en su país entre 2006 y 2012 para distribuir cocaína "sabiendo que se importaría ilegalmente a Estados Unidos". En febrero de 2012 la justicia estadounidense libró una orden de arresto contra el colombiano que aún permanece vigente.

Las investigaciones de la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) determinaron que Los Urabeños, liderados por López Londoño, habrían traficado entre 2009 y 2012 miles de kilos de cocaína a Centroamérica, México y Estados Unidos. En esa pesquisa se descubrió, por ejemplo, que cuatro cargamentos de 300 kilos de cocaína cada uno habían sido trasladados por ruta marítima desde Colombia a Panamá.

Además la organización delictiva habría lavado en Colombia el dinero obtenido con esas actividades ilícitas.

Según la lectura de la acusación, en marzo de 2010 López Londoño se reunió con transportistas marítimos para llevar a Panamá más drogas. En esos encuentros se hacía pasar como representante de traficantes mexicanos.

Con anterioridad el acusado y sus compañeros habrían comprado una gran cantidad de cocaína base a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que fue llevada a México para su posterior distribución en Estados Unidos.

La pena máxima que podría recibir en Estados Unidos es la cadena perpetua.

López Londoño, quien está alojado en un penal en Ezeiza, en las afueras de la capital, también tramita su refugio político en Argentina, para lo cual alega que es víctima de una persecución por parte de fuerzas policiales colombianas y de la DEA.

La decisión que tome el juez es apelable y en última instancia puede decidir la extradición la Corte Suprema argentina.

López Londoño fue capturado luego de un operativo conjunto realizado por las fuerzas de seguridad colombianas y la policía argentina cerca de un restaurante de la zona de Pilar, al norte de esta capital.

Según las autoridades colombianas, López Londoño se desmovilizó en 2004 de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia y luego comenzó a controlar la distribución de drogas en Medellín, a unos 250 kilómetros al noroeste de Bogotá.

En entrevistas a medios argentinos el supuesto narco dijo que sufre una "brutal persecución" y "el armado de causas por narcotráfico" en su contra para silenciarlo ya que para aceptar su inclusión en el proceso de desmovilización "tenía que confesar y contar detalles muy comprometedores" sobre las fuerzas colombianas y el gobierno.

El Clan Usuga, Los Urabeños y otras bandas criminales surgieron tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia en 2004 cuando muchos miembros de esos grupos de ultraderecha se volcaron al narcotráfico y los asesinatos a través de sicarios.

López Londoño tiene una esposa y dos hijos que residen en Argentina.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario